TRIBUNA FUTBOLERA

Todo se derrumbó

Nuevo proyecto, nuevas ilusiones, nuevo compromiso, plantel renovado, nuevas promociones en el estadio, nuevo guerrero de honor. Casi todo fue nuevo, menos el nivel y la imagen del equipo. Se suponía que el futbol sería ya diferente al del pasado torneo. Bueno, no fue igual: fue peor. Lo único rescatable (sin ser nada extraordinario) fueron las actuaciones de Marchesín y González. Los demás fueron un intento de equipo que trataba de jugar al futbol, como si por primera vez estuvieran teniendo nociones de éste deporte. La lluvia no es pretexto alguno, porque Veracruz jugó en las mismas condiciones y jugó bien. Por eso ganó merecidamente. El Santos quedó bastante mal ante su fiel público en su presentación. No hay una segunda oportunidad para la primera impresión. Decía Caixinha en el programa “Somos Guerreros” que los periodistas exageramos en los títulos para vender. Señor: no sea victimista. Acepte, reconozca y aguante, que su equipo, apenas en el primer partido del torneo, derrumbó todas las ilusiones que durante semanas habían levantado. Y eso que el club, así lo interpreté, exigió la ilusión de la gente. Pues bien, la pobre afición fue al estadio, se enfrío, se mojó y, en muchos casos, se enfermó. Todo por ir a ver a su equipo renovado que lo único que terminó renovando fue el pésimo nivel. Sí vi muchas buenas intenciones e intensidad en la cancha, pero era más correr por correr, sin brújula y sin la capacidad para materializar lo pretendido. Ahora salgan a ofrecer disculpas públicas y que el próximo partido en el TSM sea gratis. Ahhh, y si se puede que los aficionados que se enfermaron lleven la receta médica al club para que les paguen las medicinas. Sería una buena forma de compensarlos. Lo único bueno fue la nueva camiseta. Muy seria, muy elegante. Por cierto: me comentan que no permitieron a la gente del área “de sombra” que introdujera paraguas para protegerse de la lluvia. El techo de esa parte del estadio no cubre en su totalidad la tribuna. Ni modo que le gente fuera a lanzar al campo algo tan valioso, en esas circunstancias climáticas, como un paraguas ¿con ese trato quieren que la gente ame a su club?A ver cómo remedian esto. La gente ya se desilusionó muy pronto. Muchos pensarán ¿entonces de qué sirvió tanta planeación y trabajo de pretemporada? Vino un equipo que pelea el descenso y los tumbó. Deben ir a ganar como visitantes y, después, venir a ganar en casa al Monterrey.