TRIBUNA FUTBOLERA

Veremos si van en serio

Muy buena prueba para el Santos y su cuerpo técnico. Qué mejor que visitar Guadalajara ante unas Chivas que ya llevan buen tiempo de proyecto con Almeyda.

Es momento de que el Santos le demuestre a su afición si va en serio o si simplemente seguirá siendo un equipo que siempre aspira a tener una propuesta de juego atractiva para su afición, o ya se dejará de habladurías y dará el salto para demostrar que con el Chepo y Galindo son capaces de todo, hasta de jugar bien y dar un platillo suculento. Cierto es que el Santos va ascendiendo en su juego y en su elaboración: el juego lo han ido construyendo bien, pero los postes y un tanto la mira chueca han contribuido a que los goles no lleguen en mayor cantidad.

Sin llegar a ser algo para el recuerdo, me agrada el Santos de este torneo. Un buen cambio en relación al pasado torneo. Es curioso, porque pareciera que cuando llegó el Chepo y empezó a trabajar, el equipo se fue desbaratando más; una reacción (¿esperada?) a un nuevo antibiótico. Seguramente, pero parece que tras el efecto ya está haciendo efecto la nueva medicina. El Chepo tiene orden y le gusta controlar lo que hacen sus jugadores en el campo, pero a veces hace falta un pequeño “desorden”, una salidita del guión, una inspiración de esos que saben y opta en ocasiones por hacer más uso de su rango de libertad. Eso no vendría nada mal en momentos como el que vive el equipo: invicto y con ganas de trascender más.

Ahora, que el invicto no sea el principal aliciente. Se puede estar invicto pero sin una gran cosecha de puntos. Hoy la visita es atractiva porque el de en frente tiene un nombre y un significado. No hace mucho, cuando el Santos obtuvo su quinta estrella, se encargó de darle a las Chivas una lección de futbol en uno de los mejores partidos del Santos en su historia. El pasado es pasado, pero siempre existe ese cosquilleo que invita a no olvidar, a tener muy presentes las cosas que sucedieron.

En un fin de semana de Súper Bowl, y más en el gran domingo, el futbol (soccer) podrá pasar a segundo término. Es comprensible, pero que el Santos se robe un poquito el escaparate y se engalane con una victoria como visitante. Seguramente muchos sufriremos al tratar de ver ese partido gracias a las “innovaciones” de las Chivas, mismas que traumatizaron a los argentinos durante el partido con Boca. Pues bien, que sea un gran domingo. Y no lo digo por el Súper Bowl, sino por el Santos.