TRIBUNA FUTBOLERA

Sinfonía catalana en Madrid

Tras aquel 5 – 0 en el Camp Nou y luego el mítico 2 – 6 en el Bernabéu (ambos eventos con Guardiola en el banquillo) el Barcelona muy pronto le volvió a endosar al Madrid un baño monumental. Pero el de ayer fue con una autoridad tan espeluznante que pareciera que el Madrid no estuvo en la cancha.

Si el Barcelona no metió más goles fue porque hubo salvadas puntuales de madridistas o, lo que más debe preocupar a los blancos, porque no quiso.

Y es que el equipo de Luis Enrique se divirtió con el Real Madrid en su propio campo. No sucedió en la cancha mas que lo que el Barcelona dictaminó y deseó. Brutal castigo para un Madrid que llegaba, supuestamente, más ofensivo que nunca. No metieron ni un gol.Y eso que Messi estuvo sólo un rato. Y eso que se supone que el Barcelona es menos sin Messi. Pero Arriba está un Neymar desencadenado y un Suárez más “killer” que nunca.

Detrás de ellos: un artista llamado Iniesta. Cuando el 8 del Barcelona sale de director de orquesta la sinfonía resulta espectacular. Y hablando de sinfonía, la hubo para Piqué, quien fue el más silbado en el campo… cosa que él disfruta sobre manera.

Encima de eso, homenaje de un Santiago Bernabéu a la clase magistral de Iniesta: 10 años después (tras lo hecho por Ronaldinho) el público merengue se puso en pie para aplaudir al futbolista que le dio la Copa del Mundo a España en Sudáfrica. Ningún jugador del Madrid atendió a los medios sobre el césped, como es habitual.

Cristiano no apareció como salvador. Bale no desquita su costo de $100 MDD y James nunca ha estado a la altura del club. En los pañuelos alzados en el Bernabéu había lágrimas de impotencia, desconsuelo y desesperanza.

Síntoma de un público que no pudo desquitar su frustración contra el enemigo futbolístico que estaba disfrutando en su campo. Sería un sacrilegio despotricar contra alguien que jugó tan maravillosamente al futbol. No, los culpables estaban vestidos de blanco en la cancha, otro en la banca y uno muy importante en el palco.“El Madrid está en ruinas”, tituló la prensa española (y de Madrid).

El recital que el equipo de Cataluña le propinó al equipo más representativo de España fue memorable. Seis puntos de ventaja del Barcelona sobre el Madrid. La liga se puede empezar a decidir desde ya. El Barcelona está desencadenado y el Madrid deberá dedicarse a recoger sus pedazos del suelo.

El de ayer es un partido para guardarse y repetirse para todos aquellos que deseen aprender futbol de alto nivel.