TRIBUNA FUTBOLERA

Santos ya es más equipo

Santos ya es más equipo. O por lo menos eso se nota que pretenden ser en lo referente al trabajo de conjunto, en el valor del aporte de unos y otros. Por supuesto que tiene sus individualidades puntuales: Quintero, Rentería. Pero ya no existe un referente estratosférico como lo era Peralta. Entonces, ante las circunstancias de este contexto, todos pugnan por un trabajo colectivo, más de equipo. Más de todos. En el fondo siento que eso es lo que más le conviene a los de Caixinha, porque la única manera de subsanar las carencias que puedan existir es el trabajo colectivo. No se extrañó mucho a Oribe, aunque apenas se ha disputado el primer partido del torneo. Ante Veracruz, Santos no tuvo muchas jugadas de cara al marco. El gol fue una gran jugada colectiva, pero más allá de esa, solamente la que se paseó por la raya y no pudo conectar Orozco. El generar jugadas de gol es una señal de que las cosas marchan bien en el campo. Pero no generarlas termina transformándose en un déficit. Santos tiene mucho tiempo para mejorar en algunos detalles precisos. Aldrete cumplió, dentro de sus responsabilidades. Izquierdos, igual: cumplió. No es muy sobrado, pero tuvo ubicación. Eso sí, la exigencia de Veracruz no fue asfixiante. Generalmente el primer partido suele ser bastante pelmazo, pero Santos se vio mejor de lo que imaginé: físicamente bien, con ideas ciertamente claras, se nota que cada jugador tiene claro lo que le corresponde realizar en la partitura y, como detalle atractivo, la elaboración de un bonito gol de conjunto. Sin llegar a ser (todavía) nada extraordinario, el Santos mostró buenos argumentos. La base es la misma de hace algunos torneos y en cuanto a conjunción se nota el desempeño. Factor importante que no todos los equipos tienen a su favor.Hay que empezar a cimentar la calificación desde los primeros partidos. Ganar en el inicio del torneo es un chispazo importante para el ánimo de equipo y afición, y más teniendo en consideración que el siguiente partido es en casa ante Cruz Azul. Pinta para algo bueno. Ligar dos victorias de inicio es oro molido. Santos lo puede hacer y poner así un cimiento sólido para sus aspiraciones a futuro. Pero el visitante viene urgido; Cruz Azul sabe que una segunda derrota los mete en un pasadizo un tanto tétrico. El contexto está listo para la próxima puesta en escena. Promete ser un gran partido. A llenar el TSM el próximo viernes. Bienvenidos a la Laguna quienes nos visitan de fuera.