TRIBUNA FUTBOLERA

Así, sí

Muy buen partido regaló el Santos a su afición el viernes. Son muchos los factores que lo convierten en un encuentro que se debe valorar por diversos frentes. Cierto que es que el equipo ya mostró consistencia en su juego, ya se le vio forma y fondo. Cabe destacar que Monterrey se vio como una caricatura de equipo. Pobres; hasta mal tocan el balón, ya sea en pases cortos y ni se diga a la hora de intentar trazos largos. Sin idea, sin brújula y, hasta parecía, sin ganas de jugar. Por eso el Santos hizo lo que tenía que hacer ante tales circunstancias: machacar a su “rival”. La victoria es muy bienvenida porque los nubarrones estaban ya estacionados en el club. El viernes el Santos dictaminó que su resurgimiento ha iniciado.Me gustó. Quedé conforme porque hubo jugadas interesantes, atractivas y bonitas. Porque los refuerzos se hicieron notar de manera muy significativa. Molina fue general y mandó y ordenó constantemente: sube, baja, colabora en ofensiva y defensiva. Es un Juan Pablo Rodríguez rejuvenecido. Y así, la mayoría obró bien. Me queda un poco la sensación de que tanto Rentería como Orozco están un nivel por debajo de los demás. Les falta más conexión y entendimiento. Interesante que hasta antes del partido la incertidumbre en la afición era latente. El rival era de cierta “jerarquía”, pero conforme el balón se movió, la cosa comenzó a tener otro panorama. En ningún momento peligró la victoria para el local. Caixinha se vio contento y satisfecho. Inclusive volvió un poco de esa pasión loca que trae dentro de sí pero que últimamente no había hecho erupción. Muy bien, porque él sabe prender a sus dirigidos y también a la tribuna. Ahora sí cobró efecto la trillada frase de “tener paciencia”. Hasta Calderón salió aplaudido. Tuvo el mejor partido desde su llegada a Santos. Se tardó bastante, demasiado, pero cumplió con creces en este partido. Metió un bonito gol y pudo convertir otro todavía más atractivo. La afición se empieza a identificar con los nuevos. Marchesín en cada partido está regalando cosas atractivas y nos muestra sus muy diversas cualidades como guardameta.González es muy dinámico y se sabe escabullir muy bien. Mendoza trae las ganas y se nota que no le gusta perder ni en las jugadas de poca complejidad. Seguramente el aparato ofensivo mejorará tras la llegada de Djaniny. Semana tranquila tras el buen resultado. Hay que seguir enderezando el rumbo. Una victoria de visita ante Querétaro sería fantástica.