TRIBUNA FUTBOLERA

México y Argentina

Una cosa es clara: Osorio no llegará con un cuadro base a Rusia y durante cada partido del Mundial no veremos una misma alineación. 

Lo que sí veremos serán rotaciones que, puede que sirvan para dar continuidad a todos y no se estanquen, pero también sirven para generar nula conexión entre líneas. Ingenuo e iluso aquel que se atreva a ilusionarse con la Selección Mexicana en el Mundial de Rusia.

No hay nada peor que alguien que no reconozca sus defectos y sus carencias. La selección es uno de los defectos del mexicano. El objetivo no es ir al Mundial ¿quién no va a ir al Mundial compitiendo en una zona de clasificación tan mediocre?

El objetivo es el quinto partido. 

Hay detalles que siempre se hacen presentes en un mundial: México juega al tamaño del rival. Eso sí, el mexicano tiene un orgullo tan arraigado que ,cuando le pellizcan su honor, brota y emana como lava de volcán. Es ahí cuando México se crece, cuando se pone al nivel de los más grandes y le puede dar sustos a la selección que sea.

El problema viene cuando los jugadores mexicanos ven frente a ellos a selecciones “inferiores”... y entonces sucede: se cae en la dimensión del valemadrismo, del pensar que “somos superiores y no requerimos mucho esfuerzo para derrotarlos”. Ese es un mal genético y de idiosincracia del mexicano. Ante el reto  complejo nos envalentonamos, pero ante lo que en el papel es fácil, caemos en la comodidad, en la relajación.

y Argentina… y Messi. ¡Pero es que no entró! y no entra para Argentina que ve cómo el Mundial se le escurre por una cloaca. Pero como los gatos, parece que tiene muchas vidas. Ante Perú se gastó una de las últimas, o la penúltima.

Digamos que se encuentra en esta inconsciente. Ahora hay que volver a creer. Pero la principal preocupación es por qué Argentina no hace un gol. En los últimos tres partidos hubo uno solo, pero fue en contra. Messi jugó en la Bombonera como juega en el Barcelona: generando todas las posibilidades que despejen todos los caminos para que sus compañeros la metan. Pero no la metieron.

Argentina es sexta y necesitará ganar en Ecuador para clasificarse, aunque sea para la repesca. Argentina (25) es sexta, empatada con Perú. Necesita ganar en Ecuador y que falle Chile (26), aunque Colombia (26) perdió con Paraguay (24) y deberá ganar a Perú (26). Una de las dos fallará y eso beneficia a Argentina para aspirar al menos al repechaje.

Drama hasta el final.