TRIBUNA FUTBOLERA

MSN VS BBC

Un argentino, un uruguayo y un brasileño, se juntaron en el Barcelona para construir una tripleta de miedo: Messi, Suárez y Neymar. El Barcelona cerró el 2015 con 180 goles, superando así (y en muy poco tiempo) la marca histórica del Real Madrid de 178 goles en un año natural. 180 gritos de gol para el Barcelona, repartidos la mayoría de ellos entre los tres “killers”.

Messi (48), Suárez (48) y Neymar (41); 137 de los 180 del equipo. Una monstruosidad. Y es que no es casualidad.

Se encontraron en ese club, empezaron a jugar juntos, se hicieron amigos, salen juntos, se sonríen uno al otro constantemente, se abrazan y, lo más importante, meten goles.Como consecuencia de todo ello: 5 títulos para los de Luis Enrique en 2015.

Dicen algunos que para el Madrid es un alivio que no lograran los 6 títulos a los que aspiraban… consuelo de mediocres ¿o no? El caso es que cada vez que la MSN sale al campo solamente hay una encomienda: divertirse, meter mínimo un gol cada uno y, en caso de que alguno falte de obtenerlo durante el partido, los otros dos no se pararán de ayudarlo hasta lograr que lo consiga.

El Barça es mucho Barça y está coronado por un trío de ataque extraordinario, que la historia del fútbol recordará en la medida que se mantengan juntos.A eso se enfrenta esta temporada el Madrid, donde la BBC (Bale, Benzemá, Cristiano) es un mito porque casi ni existe.

La BBC es una cadena de televisión británica reconocida a nivel mundial por sus producciones impecables. Pues bien, la BBC del Madrid vendría siendo una cadena local de poco alcance, que es más ‘C’ (Cristiano) que ninguna otra cosa, porque todo sigue consistiendo en que Cristiano meta un par de goles… o a sufrir si es que no los mete.

Una BBC donde el ego de Ronaldo está por encima y se molesta si los otros dos no se la pasan: si Bale cobra un tiro libre sin su consentimiento o si Benzemá no se la regresó cuando él quería. Decía Menotti que pequeñas sociedades hacen grandes equipos.

En el Barcelona está la MSN, pero detrás están Iniesta, Busquets y Rakitic. No es de extrañarse el 0 – 4 en el Bernabéu. Dicen que Cristiano se enfada cuando se habla menos de él en la prensa, que le molesta que le echen en cara, malamente, que Bale costó 100 millones de euros (más que lo que él costó en su día).

En fin, una “sociedad” de la BBC que poco asoma frente a una MSN que cada día está más compenetrada.