TRIBUNA FUTBOLERA

Inesperada victoria.Pero merecida

El Santos fue mejor que Pachuca: más propositivo que su rival. Disparos que se estrellaron en el marco y algunas jugadas de extremo peligro, dictaminaron que el Santos diera un partido interesante ayer por la noche. Cuando parecía que la suerte ya estaba prácticamente echada, los de Caixinha sacaron petróleo de uno de esos campos que no son nada sencillos.

Curioso el Santos porque gozó de esos destellos que pocas veces suele tener: Rentería dio un buen partido; hizo lo que quiso por su sector y sus rivales solamente lo vieron pasar. Bien por él, porque ha quedado bastante a deber.

La defensa lagunera se vio sólida y sacó de apuros al resto del equipo cuando se requería. Por lo menos anoche sí hizo efecto y se vio cristalizado ese trillado discurso del “equipo aguerrido”. Bien, a la afición le gusta que esas palabras se vean reflejadas en el campo.

El Santos sigue danzando sobre una delgada línea roja, donde su destino está todavía en el aire y por dictaminarse. La cosa sigue estando bastante compleja, pero en nuestro maravilloso torneo todo puede pasar. Sigo firme en mi idea de que acceder a la siguiente ronda no tiene mucho caso, dado el futbol del equipo. Entrar a la liguilla con pocos argumentos no sirve de nada.

Aunque… para la cúpula sería un éxito entrar a la liguilla y el pretexto perfecto para justificar que el Santo no requiere cambios para el próximo torneo.Buen partido del Santos. Poco a poco fue urdiendo su victoria y estuvo atento a los momentos precisos para saber castigar.

El 1 – 3 en Pachuca dice mucho. Necesitaban, tanto directiva, jugadores, cuerpo técnico y afición, una victoria así. Claro que debe dar confianza. Claro que matemáticamente se puede. El asunto es la constancia.

El negocio está en ser fieles a un estilo (que no lo tienen) y que es muy difícil ganarlo a éstas alturas. Pero ayer jugaron bien. Ayer en Pachuca se tuvo una actuación, no sobresaliente, pero si un tanto convincente. El Santos está sacando las manos del pozo donde se encuentra metido: con su victoria se niega a tirar la toalla y a izar la bandera blanca de tregua.Me gustó por momentos el ritmo y el despliegue ofensivo. La actitud y el convencimiento. Bien.

Santos fue mejor y le endosó a Pachuca la problemática que deriva en una posible no clasificación. Totalmente inesperada la victoria de ayer. De eso no hay duda alguna, pero es muy bienvenida. El Santos abrió ayer una rendija por la cual se puede asomar a la clasificación.

Felicidades por el triunfo.