TRIBUNA FUTBOLERA

Impera el pesimismo y la ironía

Tras los hechos consumados en lo referente a traspasos y fichajes realizados por el Club Santos, la afición lagunera ha desplegado toda una serie de pensamientos que invitan al pesimismo; es más, la cosa (de momento) se ha estacionado en la ironía lacerante y desternillante. “Memes” de todas variedades con los personajes más curiosos incluidos en los traspasos hipotéticos y ficticios que la afición ha generado.

Obviamente lo ya consumado ocupa un lugar preponderante en las burlas, pero lo que más gracia genera son aquellas creaciones que radican más en la burla, en pensar en un “ya estuvo bueno” de que el Santos en muchas ocasiones se desprenda de lo bueno y, a cambio, traiga algo “menos bueno”.

Haciendo uso del slogan de “Muchas gracias por tu entrega y mucho éxito, guerrero”, la gente se va apropiando poco a poco de eso en un tono burlesco. El más simpático es el que ya ha empezado a circular del famoso “Payo”, donde se le agradece por sus lonches. Y sí, ya solamente falta que termine siendo fichado para poner una sucursal en las afueras del Estadio Azteca. Otro menos gracioso pero sí más lastimoso es el generado por americanistas donde aparece Julio Furch con el lema de “Bienvenido al Nido”, haciendo referencia a que será el próximo refeurzo del América en un futuro no muy lejano. Otro es el del Cristo de la Noas ya instalado en el Cerro del Tepeyac, saludando desde las alturas a toda la congregación americanista.

Una cosa es clara: lo que se ha ido del Santos no es mejor a lo que hay llegado. Esto en lo referente a jugadores importantes, no a los de medio nivel. La afición no es bruta y siempre tiene olfato de canino.

El panorama no es alentador y muchos dicen que “como están las cosas lo único seguro es que nos vamos”… Oficial el arribo de Orozco, Furch, Ventura Alvarado y Osvaldo Martínez. Solamente motiva Furch y tal vez, Osvaldito. Pero los que se van son Molina y Marchesín. Se va mucho, demasiado. Y lo que llega, de momento, no tiene el mismo calibre. 

La gente sueña con un retorno de Oribe (hay que ver lo de los dineros. De él, del América y del Santos). Otros piensan con la llegada de otro extranjero de gran nivel para el medio campo. Hace mucho que no pasa eso. Y los demás se hacen a la idea de que lo más esperanzador es que se termine la siguiente etapa del TSM, para tener un nuevo centro comercial para ir a pasear.