TRIBUNA FUTBOLERA

Extender el fracaso

México fracasó en la eliminatoria: aunque se logró el objetivo, no fue gracias a los méritos propios, ni de jugadores ni cuerpo técnico. Todo fue gracias a “Papá” EUA. El fracaso se maquilló tras la victoria ante Nueva Zelanda, pero a la postre terminó siendo un camuflaje que sirvió para medio tapar las vergüenzas. Y sí, toda esa orgía de mal gusto no podía esconderse por mucho tiempo. El martes ante Bosnia salió el mal olor, se vieron las grietas y los cimientos tambaleantes de un intento de selección nacional que representará a nuestro país en Brasil.¿Verdad que no es lo mismo una selección mundialista en forma que Israel y Ecuador? En cuanto el equipo de Herrera se enfrentó a un combinado decente, con forma y fondo, patinó. Es muy sencillo: se enfrentaron un equipo (Bosnia) contra un grupo de hombres que tratan de entenderse para jugar al futbol. Estructura sólida contra ladrillos mal colocados. Había momentos en los que México sólo la veía pasar, y eso que Bosnia no es mejor (a mi juicio) que Croacia o Brasil. Tal vez sea un poco equiparable, en cuanto a nivel, a Camerún. Me dio coraje el pretexto de Herrera: “Los Bosnios son unos marranos. Ponen una alineación y luego salen con otra totalmente diferente”. Daba lo mismo, Miguel, de todas forma habrían trapeado contigo y tus futbolistas. Se está escudando en un aspecto administrativo y formal (o informal) para justificar el fracaso y las fallas de un aspecto deportivo y de no funcionamiento. México se ve sin alma, sin brújula y sin rumbo alguno. Parece que el fracaso y las penurias de la eliminatoria se empiezan a asomar otra vez y amenazan con extenderse en pleno Mundial en marcha. Es la Selección Mexicana más desangelada de los últimos 4 Mundiales: Francia, Corea – Japón, Alemania y Sudáfrica. Esta generación debió quedar eliminada hace algunos meses. Sigo pensando que no se merece estar en Brasil.Parece que sólo falta una hecatombe para corroborar los indicios. Tal vez era preferible no ir a Brasil. Tal vez era preferible quedarse en casa. Sí, entiendo la mercadotecnia y la derrama económica para patrocinios, etc. Pero ese es otro asunto. Estoy analizando lo deportivo, el aspecto que en esencia es a lo que se va al Mundial. Sigue Portugal, una de las selecciones de “prestigio” a nivel mundial. Si contra Bosnia se vieron mal, pues contra Portugal (según está lógica) deberán verse peor. No es recomendable pensar en milagros para esta selección en Brasil.