TRIBUNA FUTBOLERA

Desconfigurados

El Santos se plantó bien. O esa impresión dio en un principio. Lo malo es que ese plantarse bien no venía precedido de un futbol muy urdido; Un tanto rudimentarios se vieron los de Zubeldía que trataban mucho de jugar por arriba y olvidaron que si la pelota está abajo se juega mejor. Series de trazos sin mucho sentido para un Djaniny que batalló mucho.

El Santos se quedó bastante ralentizado por momentos y cuando quiso despegar no carburó lo suficiente.

Lo menciono porque ante Querétaro se vio todo lo contrario a lo sucedido ayer en el Azteca. Buena dinámica, buen circuito, goles y un buen espectáculo. Pero no. Ayer no.Claro es también que América no es el Querétaro.

Y eso que los de Ambriz tampoco son la gran maravilla. El América llegaba con una losa negativa en su campo. Digamos que había buenos factores para pensar que al Santos le podría ir bien; muchas veces el accionar de un equipo que gana en una jornada no garantiza que será una extensión de lo que se avecinará en el futuro.

El Santos está jugando bien para luego disminuirse. No termina por encontrar una consistencia duradera. El equipo tiene ciertos déficits que son difíciles de contrarrestar: su medio campo está muy disperso y en momentos clave se vuelve volátil. Cuando en el futbol no hay medio campo, el futbol difícilmente se configurará.  Dicho sea de paso, creo que el arbitraje estuvo un tanto desmedido (en favor del local).

Sin ser nada grave (creo), hubo pequeños detalles de consideración que pudieron deparar una mejor suerte para el Santos. Eso no influye en el gran gol de Peralta ni en la penosa manera en la que Izquierdoz se entregó tras la consecución del segundo gol de América. A veces Santos quiere y no puede.

Pero otras veces ni quiere ni puede. Digamos que ayer dio la impresión de querer por momentos pero al final, no pudo. Es evidente que en lo que va de torneo han surgido síntomas latentes de mejoría para el Santos.

Pero como los síntomas de las enfermedades, con el tiempo se van.En el futbol no es sencillo encontrar estabilidad. Zubeldía debe buscar soluciones inmediatas porque lo que se avecina no es un panorama alentador: Monterrey.

Siempre hay una oportunidad para hacer mejor las cosas. En el futbol las ilusiones se renuevan a toda velocidad. Esa es una gracia maravillosa del deporte. Lo bueno es que el Santos ya ha dado muestras de buen futbol. Semana para repensar, replantear y reconfigurar.