TRIBUNA FUTBOLERA

Cachetada a la afición

Pésimo partido en el TSM. Mejor habría sido ver la novela. Pedro Fernández es más entretenido. El Santos, ni con dos hombres más, pudo desplegar un futbol interesante para la tribuna. Abucheos finales de los ochocientos aficionados que fueron (es un decir). El Santos, según el marco del viernes, parece un producto que se empieza a chotear. Ni su buena posición en la tabla le significa tener el respaldo totalitario de la afición en su estadio. Urge que ingrese a la liguilla para que pueda llevar más gente. Así, de perdido, los que vayan serán personas que no siempre van al estadio y no serán tan críticos como los que el viernes los abuchearon.Al Santos de Caixinha le faltó mucho feeling, mucha personalidad y todo lo que se llama estilo. Jugaron sin alma. Afortunadamente para ellos, se toparon con un León nauseabundo que no sabe para dónde moverse. El León había sido, hasta no hace mucho tiempo, el verdugo perfecto para el Santos, propinándole constantes maltratadas de las cuales le costaba reponerse. Pero eso se terminó, porque el Santos ya le ganó, pero de aburrida forma, con métodos simples y un estilo del cual no se puede sentir orgullo. Si Santo ganó fue porque este León ya no es como lo pintan y no tanto porque el local haya desplegado un gran nivel sobre ellos. Al Santos no le veo forma ni fondo: tiene cintura de cristal, amarrada con hilos a punto de reventarse. No me quiero imaginar al Santos con esa posición mentirosa en la ligulla, ante América o Monterrey. Sería como recibir otra daga llamada realidad. Como la que los atravesó ante Querétaro. Al final del partido su público los abucheó; el aficionado lagunero no es idiota. Caixinha podrá argumentar que se controló el partido y se tuvieron aproximaciones, pero ese es un escudo bastante cobarde para tratar de camuflajear que su equipo se diluye. Aburren. Por eso se llena el TSM. El día que Santos le volvió a ganar al León fue cuando a su rival le expulsaron dos jugadores y traía el motor desvielado. Urge que aflore esa pasión loca de Caixinha. Ya ha estado dormido mucho tiempo. Creo que la psicóloga o psicólogo… o lo que sea, lo han cambiado. No es el mismo y eso se nota en la manera en la que juega su equipo. Contradicción total con la frase que nos dicen de una “propuesta atractiva de juego para agradar a nuestra afición”. Bien podrían demandarlos ante la PROFECO, por no cumplir. Pero bueno, ya no expresaré nada similar porque luego se ofenden si uno expone una realidad evidente.