TRIBUNA FUTBOLERA

Antesala del Mundial

Hoy México inicia su participación en la Confederaciones. Buen preámbulo para Rusia 2018. Una cosa es clara, tras pasar México por la trituradora de Chile en aquel 7 - 0 de la Copa América, nada volvió a ser igual. Una selección que emanaba confianza, ciertamente buen juego y mucha seguridad en el campo. Pero esa humillación hizo desaparecer todo en lo que se creía y generó dudas. Fue como si nos diéramos cuenta, otra vez, que nuestra selección no está para soñar (como siempre) en grandes cosas. Sí, las cosas no volvieron a ser iguales. Ese es un fantasma que perdurará en la memoria de todos los mexicanos por siempre.

Pero México está presente en Rusia. Exámenes de ésta envergadura no pasan a menudo, y menos en un entorno y un contexto tan colosal.

La Confederaciones es un mini mundial, Pero hay nivel, hay exigencia y se está ante un escaparate mundial. Siempre me ha generado curiosidad ese genoma del futbolista mexicano cuando viste la camiseta nacional: se sabe empequeñecer, se sabe agrandar, se sabe llenar de confianza, a veces pierde la cabeza, pero está presente ese algo que hace estallar al futbolista mexicano. Lo malo es que suele quedar en eso, en estallidos de esperanzas grandes que pudieron ser algo más y nunca se llega al objetivo: el quinto partido.

Pero lo de hoy es muy atractivo porque el rival es primer nivel, porque está Cristiano Ronaldo que siempre, siempre, quiere ganar  y ser el mejor de todos. Porque el puro hecho de saber que se enfrentan a Portugal debe motivar más a los mexicanos. Y es que es Rusia, la tierra de los Zares, del socialismo, de la Revolución Rusa, de Lenin, de Trotsky de la ex Unión Soviética, de tanta y tanta cultura.

Si uno se pone a pensar en Europa, piensa en belleza (por casi todos lados), pero si queremos destacar lo bello entre lo bello, está Rusia.

Estamos ante el centro de la escena mundial. Osorio es tan firme en sus ideas que parece imbatible, pero debe entender que a veces las ideas no se pueden plasmar en el campo cuando los engranes se atascan por estar colocados en áreas inadecuadas.

No falta mucho para Rusia 2018 y lo de hoy es empezar a calentar motores sin intentos de lucimiento y protagonismo.

Disfrutemos, es la antesala del Mundial.