Tribuna futbolera

El mejor de la jornada

Cierto es que un club de futbol, como empresa, puede tener la mejor administración, los directivos más capaces y los departamentos mejor estructurados, pero si los que corren en el campo no la meten, todo se viene al traste. Hoy en día, en el Santos, ambas cosas suceden: hay un gran trabajo directivo  y los de la cancha la están metiendo. Días felices. Todo, parece, marcha sobre ruedas. El cambio más notorio se ve en la afición y en la tribuna: cada vez asiste más público al TSM. El espectáculo sin público es paupérrimo. El Santos está haciendo regresar a su gente el Corona.
Y es que ya son varias las jornadas consecutivas en las que el Santos está inmiscuido en el mejor partido de la semana: contra Morelia, ante Pachuca y en el Azteca contra América. Remontada es la etiqueta que el Santos tiene pegada en la frente. Simpáticos los intentos de generar explosiones de publicidad para el “Clásico” que se avecina entre América y Guadalajara. En lo personal siento que no tienen qué hacer ante el inminente platillo futbolístico que se avecina entre Santos y Pumas. Semanas atrás escribía (yo) frases como: “No puede ser, otro partido del Santos en el TSM; espero no dormirme. Si Dios pudiera apiadarse de los que tenemos que ver el partido”.
Ya no. En este contexto, espero con ansia el partido de mañana en el Corona. Seguramente será, otra vez, el partido de la jornada. Y el Santos carga ese estandarte: un equipo que ha dejado de ser pusilánime para ser aguerrido, dinámico y libre, porque el Santos juega libre, desenvuelto, sin miedos ni ataduras. Sabe que le van a hacer goles, pero responderá con otros tantos más. La propuesta puede que raye en la línea roja, como jugar en la orilla de un precipicio, pero vale la pena intentarlo. Además, el de la tribuna se divierte y se mantiene atento a lo que sucede en la cancha y no en los distractores.
Así, sí. Da gusto ver los partidos y ni quién se acuerde de bostezar. Parece que Caixinha y su pasión terminaron por cambiar el chip de los jugadores. Algo se ha modificado en el guión y en la partitura mental de los futbolistas. Ese es el camino. Ese es el equipo y la actitud que la afición lagunera disfruta y exige. A seguir mejorando. Se viene, otra vez, el mejor partido de la jornada: Santos vs Pumas.