Corredores a fondo

El liderazgo del entrenador

El perfil del entrenador en el siglo XXI debe reorientarse para asumir las cualidades de un gran líder venciendo su propio orgullo ya que el egocentrismo ha subido tanto en todo el mundo que llegan a pensar que son superiores a los demás; así que el principal reto es vencerse a sí mismos para poder convertirse en grandes servidores. El líder es el gran servidor, los líderes que han perdurado en la historia del mundo han sido los grandes servidores.

Se necesitan entrenadores con una combinación con analogía en forma de “T” en donde la línea horizontal de la “T” se refiere a la pasión, visión liderazgo, los principios y valores.

Las principales cualidades de un buen entrenador, orientadas a la línea horizontal, son aquellas que se dispongan a influir positivamente y movilizar a cada atleta hacia los objetivos más altos que puedan conseguir y en todo momento el ser honesto, respetuoso así como a saber escuchar.

Otras cualidades que deben poseer los entrenadores en esta línea horizontal van enfocadas a la inteligencia emocional, que es la capacidad de reconocer las propias emociones y las ajenas para adquirir las herramientas necesarias para alcanzar los mejores resultados.

La línea vertical de la “T” se refiere a la profundidad del conocimiento de las nuevas tendencias de los métodos del entrenamiento, los avances tecnológicos y ciencias aplicadas al rendimiento deportivo.

Esta combinación en la forma de dirección de los entrenadores siempre mantendrá motivados a los atletas a trabajar y hacer más de lo necesario en cada entrenamiento.

 ¡Ánimo y enfrenta los nuevos desafíos!

@trainer_oficial