Corredores a fondo

“La importancia de la aclimatación”

Las altas temperaturas que se han dejado sentir en el norte del país han llevado a las autoridades a diseñar campañas para prevenir los riesgos en la población en general y en los deportistas que practican al aire libre.

En las últimas semanas he tenido la oportunidad de analizar el riesgo que corren los deportistas, en especial los niños, al estar entrenando o compitiendo en temperaturas por arriba de los 38ºC, lo que debe alertar a las autoridades deportivas y organizadores de eventos para modificar horarios así como capacitar entrenadores para actuar en casos de emergencia por sobre exposición al calor.

El organismo está preparado para soportar temperaturas límite de 43,3º. En ambientes extremos, la temperatura puede incrementarse en 0,4º cada 5 minutos, si a esto añadimos la deshidratación del deportista, se pueden desencadenar una serie de fallos que van desde el agotamiento o el golpe de calor.

Algunos métodos para mantener un buen rendimiento y estado de salud sugeridos para deportistas que no pueden entrenar o competir en horarios de menor temperatura son: Utilizar prendas que reducen la temperatura de la piel, consumir bebidas hidratantes de marca en lugar de agua sola. Iniciar bien hidratado el entrenamiento o la competición, no sobre hidratarse y evitar bebidas o alimentos  diuréticos.

Al final del entrenamiento se debe seguir con la toma de bebidas frías así como la inmersión en agua fría. La combinación de estas técnicas (internas y externas) mejora el enfriamiento y la aclimatación del deportista al ejercicio.

¡Animo y evita entrenar en altas temperaturas!

@trainer_oficial