Corredores a fondo

Vivir es increíble

El pasado domingo, 1ero de diciembre, se vivió una emocionante experiencia en el Ironman Cozumel 2013, donde cuatro amigos cruzaron la meta para convertirse en “Hombres de Hierro”, con una gran peculiaridad.

Cuatro años atrás, Pablo Ferrara, un hombre apasionado por el deporte, especialmente por el triatlón, participó en esta misma prueba que probablemente no podría volver a repetir, pues un año después fue diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica- una enfermedad conocida por provocar parálisis muscular- por lo cual, con el paso del tiempo, Pablo fue perdiendo la movilidad casi total de su cuerpo.

Sin embargo, esto no fue un obstáculo para él, pues se propuso convertirse una vez más en un Ironman. Roberto Castro, Arturo Williams y Guillermo Montaña, tres de sus más grandes amigos en la vida y en el deporte, fueron quienes decidieron tomar esta aventura con él, ayudándolo a completar cada una de las tres pruebas de esta demandante competencia de triatlón, logrando así el título de “Hombres de Hierro” que, en opinión de muchos, tras esta proeza les ha quedado corto.

Una enseñanza de superación, pasión, entrega, esfuerzo, amistad y cooperación es lo que nos deja la hazaña de estos deportistas. Que su historia nos inspire y nos ayude a sacar lo mejor de nosotros mismos, en especial a aquellos que estarán participando en el Maratón Powerade Monterrey.

No hay duda de que querer es poder, y que la pasión y la entrega hacen grande a un deportista, sin importar las adversidades que se presenten en el camino.

¡Animo y sigue viviendo una experiencia inolvidable al correr!  

luis.hernandezm@milenio.com