Corredores a fondo

Entrenamiento en altura

El entrenamiento en altura es considerado como una opción ideal para mejorar el rendimiento de los corredores y atletas que practican disciplinas de resistencia, siempre y cuando se realicen los procedimientos adecuados.

El entrenamiento en altitud tiene como finalidad potencializar los efectos del entrenamiento, pero se trata de un proceso de adaptación que puede necesitar varios meses de aclimatación.

Generalmente el entrenamiento en altitud se cumple durante tres semanas en alturas situadas entre 2,500 y 3,000 metros, que permiten aprovechar los beneficios de la altitud sin los efectos negativos que puede conllevar una presión parcial del oxígeno demasiado baja (mal de altura).

La duración de los efectos del entrenamiento en la altitud sobre los glóbulos rojos (aumento del hematocrito) se mantiene durante los primeros 10 a 14 días tras volver al nivel del mar, y a partir de ese momento puede incluso producirse un estado de anemia reactiva por disminución en la síntesis de glóbulos rojos.

En la actualidad lo más recomendable es entrenar a menos de 1,000 metros, lo que ayudará a potencializar cada entrenamiento y vivir en lugares con una altura que se encuentre entre los 2,000 y 3,000 metros aprovechando los beneficios de la altura.

Por raro que parezca, Nuevo León reúne las condiciones ideales para desarrollar atletas de altísimo nivel por lo cual con un plan bien planeado se puede tener una villa para atletas a 2,000mts en donde puedan vivir y estudiar. ¿Será posible algún día ver cristalizado un proyecto de esta altura?

¡Ánimo, y disfruta al correr!  

 

luis.hernandezm@milenio.com