Las “chicas” del padrino

Muller lo echó todo a perder

Después de la primera semana de actividades en Wimbledon, en el cuadro de la rama varonil aún continuaban con vida Andy Murray (1), Novak Djokovic (2), Roger Federer (3), Rafael Nadal (4), Milos Raonic (6), Marin Cilic (7), Dominic Thiem (8) y Alexander Zverev (10). ¡8 de los 10 primeros sembrados se mantenían en el torneo. Únicamente Stan Wawrinka (5) y Kei Nishikori (9) se habían ido prematuramente a casa.

Ante esta situación, los amantes al llamado deporte blanco nos frotábamos las manos para disfrutar de un desenlace extraordinario, con la ilusión de ver en semifinales los siguientes duelos: Djokovic vs Federer y Murray vs Nadal.

Sin embargo, tras los enfrentamientos de octavos de final, Gilles Muller se encargó de echar a perder la fiesta, al eliminar en un maratónico partido de cinco sets y casi cinco horas de duración (4h 47), incluido 15-13 en el set definitivo, a Rafael Nadal, quien después de perder los dos primeros parciales, se recuperó, igualó el duelo al llevarse los dos siguientes sets, antes de ofrecernos un quinto y definitivo de alarido en el que el jugador de Luxemburgo tuvo dos match points con 5-4, pero Rafa los salvó con tiros agresivos.

La clave del partido fue que Nadal no pudo capitalizar las oportunidades de quiebre que tuvo, pues apenas consiguió 2 de 16. En el parcial final tuvo chance de romper en 6-6, y tuvo cuatro más cuando estaban 9-9 y no logró ninguno. Abajo 13-14, el de Manacor tiro una derecha larga para poner fin a un gran partido, siendo ésta la segunda victoria de Muller contra Rafa en su carrera, curiosamente las dos han sido en la llamada Catedral del tenis. En 2005, Gilles eliminó al español apenas en la segunda ronda.

Bien por Muller, quien aunque nos quitó de momento la ilusión de ver a los 4 grandes de esta época en semifinales, se ganó a pulso su boleto a cuartos de final, donde se medirá a Marin Cilic. Y es que al menos en octavos, Murray y Federer habían hecho su tarea, en espera de Nole, cuyo partido ante Mannarino se movió hasta hoy.  

luis.gutierrez@milenio.com 
twitter@LuisE_Gutierrez