Las “chicas” del padrino

Nos sacamos la lotería con el repechaje

A final de cuentas después de tanto sufrimiento, lamento, coraje y demás, la selección mexicana de futbol está a 90 minutos de lograr su boleto al Mundial de Brasil.

Y es que a pesar de un Hexagonal Final tan deplorable, donde desfilaron tres técnicos que no dieron el do de pecho, a los directivos, patrocinadores y televisoras les volvió el alma al cuerpo el miércoles pasado después de que el Tricolor le pasó por encima a un pobre equipo de Nueva Zelanda.

Puedo asegurar que ni el más optimista de mis compatriotas hubiera apostado, después de los recientes antecedentes de la selección, que los ahora dirigidos por Miguel Herrera iban a ganar 5-1 la ida del repechaje. Nos sacamos la lotería, sí, hay que decirlo. México enfrentó a un conjunto amateur que no enseñó nada de talento (salvo su portero, Glen Moss), y que de milagro no se llevó 7 u 8 goles a Wellington.

De haber sabido que el rival en la repesca era tan malo, ni nos hubiéramos preocupado tanto. Bendito y benévolo sistema de competencia, que permite a un área futbolística tan mala como la de Concacaf tener tres boletos y medio a la Copa del Mundo.

Pero bueno, basta de lamentos, reproches y lamentaciones, con el pasaporte en la mano ojalá que nuestros directivos se pongan las pilas y se preocupen por planear y trabajar correctamente de cara a Brasil 2014. Partidos de preparación que le dejen algo de provecho al Tri, de visitante si es posible y no en EU, disposición de los clubes de prestar a sus jugadores para las concentraciones, nada de encuentros “moleros” y total respaldo y apoyo al trabajo del director técnico (ojalá sea Miguel Herrera). ¿Es mucho pedir?

Por lo pronto, la desvelada de hoy simplemente corroborará que nos sacamos la lotería con el repechaje.  

luis.gutierrez@milenio.com · twitter@LuisE_Gutierrez