Las “chicas” del padrino

América ríe; Chivas llora

Aunque se dice que pese a que haya mucha diferencia en puntos, en un clásico no hay favoritos, la verdad es que en esta ocasión el duelo de mañana entre América y Chivas, en el estadio Azteca, luce por demás desnivelado, o mejor dicho, muy cargado del lado de las Águilas, escuadra que se ha mantenido todo el torneo en los primeros lugares de la tabla, solo atrás del líder Monterrey, y que al paso de las jornadas plasma mejor el sistema de Miguel Herrera.

Los de Coapa vienen de una convincente y contundente victoria el sábado ante Cruz Azul, mientras que el Guadalajara sufrió ese mismo día su quinta derrota de la campaña al caer en casa 1-2 frente al Morelia, con un autogol de Carlos Salcido en el último minuto.

América piensa en la Liguilla, en cerrar todavía mejor el torneo, para llegar en gran forma a la fase final, donde seguramente estará y se convertirá en un legítimo aspirante al título. Además, el Clásico Nacional podría representar para los dirigidos por el Piojo su tercera victoria en el Apertura 2017 sobre los rivales con los que no se puede perder: venció 2-1 a Pumas, ya mencionamos el reciente triunfo sobre Cruz Azul y espera lograr la trifecta ante el Rebaño.

Por el lado de los tapatíos, es una realidad que el certamen ya se fue a la basura, serán el peor campeón defensor en la historia de los torneos cortos, apenas contabilizan una victoria en la temporada, no han ganando en siete partidos jugando en casa, y aunque los futbolistas le han manifestado su apoyo y respaldo a Matías Almeyda, la realidad es que este equipo no es ni la sombra del que se coronó en la Liga en mayo pasado.

La Copa puede ser el refugio para el Rebaño Sagrado, y en la Liga, por el bien de sus miles de seguidores, ojalá que mañana se acuerden y porten con orgullo y coraje la playera rojiblanca.

Por lo pronto, en este momento el América ríe y las Chivas lloran. 

luis.gutierrez@milenio.com
twitter@LuisE_Gutierrez