Las “chicas” del padrino

La molestia por los 10 partidos

Molestia y tristeza fueron los sentimientos que causó entre muchos de nuestros compatriotas la noticia de que en caso de que la candidatura tripartita presentada por Estados Unidos, Canadá y México sea elegida para organizar el Mundial de Futbol del 2026, únicamente 10 partidos se jugarán en la República Mexicana.

Por supuesto que cuando vemos que por primera vez un certamen de este tipo será de 48 selecciones, por lo que se disputarán 80 encuentros en total, 10 partidos puede saber a muy poco. “Nos dieron las migajas”, “son chingaderas”, me escribieron en mi Twitter.

Y sí, por supuesto que entiendo la molestia, México ya organizó dos Copas del Mundo, pero ahora los tiempos han cambiado. Tristemente la FIFA ha ponderado el negocio sobre lo deportivo (por eso aumentó el número de participantes), y sobre ese contexto México no cuenta con la infraestructura y la capacidad hotelera que hoy en día un evento como éste demanda. No digo que esté bien, pero esa es la realidad.

“Pero sí tenemos muchos estadios de calidad”, me cuestionó otro lector. Sí, pero muy pocos con los estándares que exigen hoy Infantino y compañía. El Azteca, el de Rayados, el de Chivas, el de Torreón, y quizá el de Puebla o Toluca. Y aun así, a estos inmuebles habrá que meterle un buen billete si son elegidos sede.

¿Y de dónde saldrá el dinero? Mayoritariamente de los mismos dueños, de la iniciativa privada, patrocinadores y muy poco, me atrevo a decirlo, del gobierno federal o estatal.

México tiene muchas prioridades y necesidades por atender antes de invertir millones de dólares en organizar un Mundial de Futbol, y aunque todavía faltan nueve años antes de que esto se haga realidad, no creo que la situación de nuestra bella nación cambie sustancialmente.

“A los gringos ni les gusta el soccer”, opinaba otro de mis seguidores. Puede ser, pero tienen escenarios de primer mundo, hoteles y logística para llevar a buen puerto un evento de esta magnitud.

Seamos realistas, claro que nos merecíamos más partidos, pero hoy día, en la FIFA, como dice Francisco de Quevedo: “Poderoso caballero es Don dinero”.

luis.gutierrez@milenio.com

twitter@luisE_Gutierrez