Las “chicas” del padrino

SOS, no tenemos laterales

El empate a dos goles que consiguió la selección mexicana ante Portugal en su debut en la Copa Confederaciones, dejó cosas positivas y otras cuestionables.

En lo rescatable, sin duda estuvieron las actuaciones de Guillermo Ochoa, quien sigue demostrando porqué es el portero titular del Tricolor. Memo parece crecerse en los eventos importantes, y el domingo lució al sacar al menos un par de remates que iban a gol por parte de los lusitanos. Otro que también se llevó las palmas fue Jonathan dos Santos, quien hizo un muy buen trabajo en la contención, mientras que Carlos Vela, quien vive el mejor momento de su carrera otra vez demostró su clase e inteligencia cuando tiene el balón en los pies.

Entre lo criticable, y para mi gusto preocupante, está la actuación de los dos laterales: Carlos Salcedo y Miguel Layún.

Juan Carlos Osorio insiste en colocar como lateral derecho a Salcedo, quien una vez más constató que no es su posición, que deja muchas dudas al marcar, además que no es ninguna opción hacia al frente pues no se incorpora. En el primer gol de Portugal fue lamentable la manera en que midió el balón.

Y por el sector izquierdo vimos a un Layún irreconocible. Es cierto que venía reapareciendo tras una lesión, que no traía ritmo de juego, pero para lo que conocemos de Miguel, su accionar en el Kazán Arena fue lamentable, muy lejos de su nivel. En su caso, ojalá sea solo cuestión de ritmo, pues fue superado fácilmente por el rival, aunque eso sí él sí se incorpora bien por su costado.

Lo alarmante aquí es que en la nómina que llevó Osorio a la Confederaciones resulta que aparecen ¡6 defensas centrales! y solo dos laterales nominales, el propio Layún y Luis Reyes, joven del Atlas, quien no tiene experiencia, pero si lo llamó espero que lo vea. Paul Aguilar podría recuperar su lugar en la selección, pues ya se vio que Salcedo sufre mucho en esa posición. 

luis.gutierrez@milenio.com
twitter@LuisE_Gutierrez