Las “chicas” del padrino

¿A cuál Romo veremos?

Fin de semana de Juegos Divisionales, en el cual en el papel tres de los cuatro duelos lucen extraordinarios, sólo el Seattle vs. Carolina se ve muy cargado hacia un lado.

El Dallas vs. Green Bay del domingo tiene todos los ingredientes para ser un partidazo, con dos grandes ofensivas, dos quarterbacks que tuvieron una gran campaña, ambos candidatos a ganar el MVP, con la diferencia que en el caso de Aaron Rodgers, él ya demostró su capacidad para ganar los duelos importantes; de hecho, ya fue campeón, mientras que Tony Romo todavía no ha dado ese paso que lo separe de ser un buen quarterback a uno de élite, y curiosamente el domingo puede empezar a cambiar la historia, con todo y que se enfrenta a un equipo que ganó y aplastó a los 8 rivales que recibió en Lambeau Field.

Desde luego que Romo no lo puede hacer todo, necesita que la defensiva de los Cowboys contenga o evite las jugadas grandes de Rodgers-Nelson o Rodgers-Cobb, y que robe balones como lo hizo en las ocho victorias como visitante que consiguieron los texanos en la campaña. También que su línea ofensiva le dé tiempo para buscar a sus receptores y no sentir la presión de la defensa rival, tal como sucedió la semana anterior cuando los Leones lo capturaron seis ocasiones.

De igual manera, Dallas necesita establecer ofensivas sostenidas y consumidoras de tiempo, para dejar el mayor tiempo posible a Rodgers en la banca, para ello es fundamental que aparezca DeMarco Murray, que lleve 30 veces el balón y desde luego que demuestre por qué fue el líder corredor de la Liga.

Si Dallas hace bien todo ello, Romo lucirá tranquilo y lanzará sin tanta presión, y por ende el grado de cometer un error disminuirá, pero si los dirigidos por Jason Garrett se ven obligados a salirse de su plan de juego habitual y Romo lanza más de lo previsto, entonces las posibilidades de triunfo de los Cowboys se reducirán.

Un punto importante a considerar será el clima, pues se espera que a la hora del kickoff el termómetro marque -8 grados centígrados, condiciones a las que Romo y compañía no están acostumbrados y que también puede afectar a los pateadores.

Ojalá sea un gran juego y ya platicaremos la próxima semana cuál Romo jugó en Lambeau Field.

Mi pronóstico es que gana Dallas 34-28.

Espero sus comentarios: 

 luis.gutierrez@milenio.com

twitter@luisE_Gutierrez