Las “chicas” del padrino

Un MVP muy competido

A dos semanas de que termine la temporada regular de la NFL, la disputa por los boletos restantes para la postemporada está muy interesante al igual que la contienda por determinar quién se llevará la distinción de Jugador Más Valioso.

Si nos vamos a la fácil, podríamos decir que Andrew Luck, Aaron Rodgers y DeMarco Murray tienen méritos suficientes para ser galardonados; sin embargo, también aparecen Tom Brady, Peyton Manning y J.J. Watt con legítimas aspiraciones.

El quarterback de los Potros vive una temporada de ensueño, lidera la Liga en yardas (4,492) y pases de touchdown (38), y jugará playoffs por tercer año consecutivo. Su calidad, visión y fortaleza en el brazo lo llevarán a ser uno de los mejores pasadores en la historia de la Liga.

En Green Bay, Aaron Rodgers podría ganar por segunda vez en su carrera este premio, toda vez que ha sido pieza fundamental en la gran temporada de los Packers. Suma 3,837 yardas, 35 pases de anotación y apenas 5 intercepciones.

En Dallas, la gran campaña de DeMarco Murray ha sido determinante para que los Cowboys compitan por calificar a los playoffs. Murray lidera la Liga con 1,687 yardas, 11 touchdowns y 4.8 yardas de promedio. Ya luce complicado que pueda llegar a las dos mil, pero tiene con qué convertirse en el líder de yardas en una temporada en la historia de los Vaqueros, distinción que le pertenece a Emmitt Smith con 1,773.

Manning y Brady ya saben lo que es ser MVP, y quieren más. El quarterback de los Broncos contabiliza 4,143 yardas, 37 envíos a las diagonales y sólo 11 intercepciones. Números que bien le pueden dar su sexta distinción, mientras que el mariscal de campo de los Patriotas tiene 3,847 yardas, 32 anotaciones y 8 intercepciones. Brady ha sido MVP en dos oportunidades.

Y qué me dicen del temporadón de J.J. Watt, por mucho el mejor defensivo de la Liga. El ala defensiva de los Texanos contabiliza 64 tackleadas, 16.5 capturas, 3 fumbles forzados, 5 fumbles recuperados (uno de ellos devuelto para TD), una intercepción devuelta para anotación y tres recepciones en las diagonales. Así o más completo.

En la historia de la NFL, sólo dos defensivos han ganado el MVP, Alan Page, de los Vikingos en 1971, y Lawrence Taylor, de los Gigantes en 1986.

Mis favoritos son Andrew Luck y J.J. Watt.

¿Ustedes quién creen que lo ganará?

luis.gutierrez@milenio.com

twitter@LuisE_Gutierrez