Las “chicas” del padrino

En el campo son estrellas, afuera, unos miserables


Es una pena que todavía no se juegan dos semanas de la temporada de la NFL y las noticias en torno a una de las Ligas deportivas más mediáticas e importantes de todo el mundo se den fuera del emparrillado.

Apenas el lunes el portal TMZ Sports divulgó el video completo en el cual Ray Rice, corredor de los Cuervos de Baltimore, golpea brutalmente a la que en ese entonces era su novia dentro del elevador de un hotel en Atlantic City. Eso sucedió en febrero de este año; sin embargo, en ese entonces no se dio a conocer el video completo, únicamente se apreciaba el momento en el que Rice sacaba arrastrando del elevador a la mujer seminoqueada.

Por este motivo, la Liga lo había suspendido dos juegos, además de obligarlo a acudir a terapia durante un año.

Pero el lunes el teatrito se le cayó, al momento en que las redes sociales dieron a conocer el video, la Liga no tuvo más remedio que suspenderlo indefinidamente, al tiempo que los Ravens lo daban de baja.

Y todavía se comentaba el resto de la semana todo lo que surgió posterior a este lamentable tema, la defensa de su ahora esposa, que si la NFL sí tenía desde abril el video completo, la negativa de Roger Goodell, que si el comisionado mintió y tenía las horas contadas en su cargo, cuando el viernes otra noticia bomba sacudió ahora a los Vikingos de Minnesota.

Y es que Adrian Peterson, estelar corredor del equipo púrpura, fue acusado por un gran jurado de Montgomery, Texas, de lesiones imprudentes o negligentes en contra de un menor, a quien supuestamente golpeó con una vara. Aparentemente, Peterson ha colaborado con las investigaciones, y aunque todavía entrenó el viernes, es un hecho que no jugará esta semana ante los Patriotas, y seguramente será separado del equipo hasta que se dé un veredicto.

Y estos dos casos, indefendibles por donde se le vea, no se acercan a la infinidad de ejemplos que hay de jugadores de la NFL que purgan o han purgado sentencias en la cárcel por diversos delitos: homicidio, violación, secuestro, tráfico de drogas, etc. Ahí están O.J. Simpson, Nate Newton, Michael Vick, y recientemente Ryan Leaf, por mencionar a algunos.

Lo dicho, en el emparrillado son estrellas, pero fuera de ahí, algunos son unos miserables.

 

luis.gutierrez@milenio.com

twitter@LuisE_Gutierrez