Las “chicas” del padrino

No creo que le vaya bien a México

Ahora que se avecina el Campeonato Mundial de Futbol en Brasil, muchas personas me han preguntado mi pronóstico sobre el papel que tendrá la selección mexicana.

Desde luego que me gustaría que a los dirigidos por Miguel Herrera les vaya de maravilla, que no sólo alcanzarán el histórico quinto partido, sino que llegarán más allá; sin embargo, con los pies en la tierra, considero que en esta ocasión hasta la clasificación a la siguiente ronda está en duda. Ojalá me equivoque.

Más allá de que el proceso eliminatorio resultó un calvario para el Tricolor, en el cual desfilaron cuatro técnicos, siendo Miguel Herrera quien a final de cuentas rescató el barco ganando el repechaje ante Nueva Zelanda, la realidad es que este grupo de seleccionados tiene más coraje y corazón que futbol, y eso no creo que sea suficiente para pasar a octavos.

México debuta ante Camerún, una selección fuerte, rápida, sucia en ocasiones, tal como todas las africanas. En el papel, este es el rival más a modo para los nuestros, de ahí que se ha presupuestado una victoria para comenzar a soñar. Posteriormente viene Brasil, el anfitrión, que aunque no luce tan poderoso como otras veces, está en casa y con alguna genialidad resolverá el partido. Derrota. De ahí que el pasaporte a la siguiente instancia se dirimirá frente a Croacia, una escuadra bien armada, ordenada, fuerte, que cuenta con figuras desequilibrantes como Modric (Real Madrid), Rakitić (Sevilla) y Mandžukić (Bayern Munich). Mexicanos y europeos ya sabrán qué resultado necesitan para avanzar.

Espero que a estas alturas a los nuestros les baste con el empate y no necesariamente la victoria, pues si es de a fuerza sacar los tres puntos, los croatas podrán manejar a modo el partido, y ya sabemos que la presión no es el mejor aliado del Tricolor. Reitero, Croacia es un gran equipo, no es un cheque al portador y no será nada fácil disputar el boleto ante ellos. Sin nacionalismos pronostico que este juego será empate y a esperar si las matemáticas alcanzan, ojalá y sí, pero...

Si las combinaciones se dan y los dirigidos por el 'Piojo' avanzan, en octavos se verán las caras ante España u Holanda, creo que serían los ibéricos. Y ahí, ni el más optimista puede decir que los nuestros ganarán. Los ibéricos son los campeones del mundo y uno de los favoritos para levantar la Copa en Brasil. Aquí se terminaría otra vez el sueño, si no es que desde Croacia.

Conclusión: Será un Campeonato Mundial muy complicado para México, y aunque me digan apátrida, no veo las condiciones para que lleguen al menos al cuarto partido. Ojalá me equivoque.

luis.gutierrez@milenio.com

twitter@LuisE_Gutierrez