Las “chicas” del padrino

Europa ganará su primer Mundial en América

No hay plazo que no se cumpla... La Copa Mundial de Futbol Brasil 2014 ya está aquí y con ella los sueños e ilusiones de los seguidores e integrantes de las 32 selecciones participantes por ver a su equipo levantar el trofeo el 13 de julio.

Por supuesto que las esperanzas de la gran mayoría se desvanecerán muy pronto, en cuanto termine la primera fase y en la cual la mitad de los contendientes se regresará a casa.

En lo personal, considero que la disputa por el gallardete se reduce a 4 equipos, 5 tal vez -los mismos de la última época-, y en cuya lista se encuentran España, Alemania, Brasil, Argentina y la siempre impredecible Italia.

La historia nos dice que los 7 Mundiales celebrados en América siempre han sido ganados por un equipo de nuestro continente (Uruguay 1930, Uruguay 1950, Brasil 1962, Brasil 1970, Argentina, 1978, Argentina 1986 y Brasil 1994); sin embargo, en esta ocasión creo que habrá una excepción a la regla y una escuadra del Viejo Continente será la que celebre la consecución del título en el Estadio Maracaná.

¿Quién será ese equipo? Alemania o España, mis favoritos para disputar la final.

El cuadro teutón, dirigido por Joachim Löw, llega a esta cita mundialista en un gran momento, con todo y que apenas sufrió la baja de Marco Reus. De cualquier manera el equipo luce muy completo en todas sus líneas con elementos como Neuer en la portería, Hummels, Lahm y Mertesacker en la defensa y un gran talento de mediocampo hacia adelante con Götze, Kroos, Müller, Özil, Schurrle, Schweinsteiger y Klose. Este es mi gallo.

Por parte de los españoles, no hay que olvidar que son el actual campeón, y que entre 2008 y 2012 han celebrado el título en un Mundial y dos Eurocopas, de ahí que no se puede menospreciar a los dirigidos por Vicente del Bosque, quienes esperan que la base que conforman Casillas, Piqué, Ramos, Xavi Hernández, Koke, Iniesta, Fábregas, Silva, Mata, Costa y Torres, pueda darles un bicampeonato en fila, hazaña que sólo Italia y Brasil pueden presumir. Además, hay que recordar que los españoles manifestaron que regresarían a este país por sus fieros, luego de haber perdido la Copa Confederaciones hace un año contra Brasil.

Por supuesto que el mismo Brasil les puede echar a perder la fiesta; el cuadro anfitrión pretende ser profeta en su tierra, y aunque los diarios brasileños admiten que esta selección tiene problemas de contundencia (algo difícil de creer por las figuras con las que cuenta), sin duda el apoyo de la gente los llevará muy lejos, aunque mi pronóstico dice que su camino acabará en semifinales, al igual que Argentina, escuadra que no tiene una llave muy complicada, pero que sus deficiencias defensivas se harán patentes en las instancias definitorias.

En fin, a frotarnos las manos, porque desde este jueves el balón comenzará a rodar en tierras brasileñas, ojalá que los problemas extradeportivos que aquejan a Brasil no opaquen lo que suceda en la cancha.


Espero sus comentarios:

luis.gutierrez@milenio.com

twitter@LuisE_Gutierrez