Las “chicas” del padrino

Cuidado con los Chargers y 49´s

Después de que la Ronda de Comodines nos dejó partidos dramáticos y emocionantes, definiéndose dos de ellos en la última jugada, y tres por una diferencia no mayor a tres puntos, ahora preparémonos a disfrutar de los Juegos Divisionales, los cuales seguramente nos traerán muchas emociones.

Nueva Orleans en Seattle. Si tomamos como referencia el encuentro que sostuvieron en la Semana 13, debemos considerar a los Halcones Marinos como amplios favoritos para repetirle la dosis a los Santos, y es que en esa ocasión la defensa de Seattle no le permitió mayor cosa a Drew Brees y compañía, maniatándolos en apenas 7 puntos y 188 yardas totales, de las cuales 147 fueron por la vía aérea. Fue un partido casi perfecto para los locales, de no ser por los 8 castigos que cometieron, pues a la ofensiva Russell Wilson ejecutó muy bien.

Ahora, aunque creo que el ganador será otra vez Seattle, el desafío será más apretado, pues Nueva Orleans ya se dio cuenta que debe correr el balón y no ser tan predecible si quiere competir en el juego. Por supuesto que no será nada fácil, pues la defensiva de los Seahawks terminó como número de la Liga en puntos permitidos (231), defensiva total (273.6 yardas por juego), defensiva contra el pase (172.0), robos de balón (39), intercepciones (28) y diferencial de intercambios de balón (+20).

En Las Vegas, los momios favorecen a Seattle por 7 puntos.

 

Indianápolis en Nueva Inglaterra. El sábado por la noche los Potros tendrán un duro escollo cuando visiten a los Patriotas en Foxborough, escuadra que ganó al menos 10 encuentros por undécima temporada consecutiva, uniéndose a San Francisco (1983-1998) como los único equipos en lograr tal hazaña. Indianápolis llega motivado, después de su increíble victoria de la semana anterior cuando se quitaron una desventaja de 28 puntos para imponerse a los Jefes, con una gran actuación de Andre Luck, quien lanzó para 443 yardas y 4 TD.

Sin embargo, se miden a unos Patriotas, que de la mano de Belichick-Brady se las saben de todas, todas en playoffs. De hecho, Brady es el quarterback con más victorias en la historia de la postemporada (17-7).

¿Cuál será la clave del juego? Para los Colts, que Luck no cometa errores y que su defensiva, encabezada por Robert Mathis (líder de capturas en la NFL con 19.5), presione y le llegue a Brady. Para los Patriotas, correr el balón, irse adelante en la pizarra y ser contundentes en la Zona Roja.

Nueva Inglaterra batallará al principio, pero hará bueno el pronóstico que los coloca arriba en los momios por 7 puntos.

 

San Francisco en Carolina. El domingo a medio día se escenificará el que a mi gusto será el partido más parejo de los cuatro, pues se enfrentarán dos equipos con excelentes defensivas. La de Carolina terminó como la segunda mejor total, y la de San Francisco fue la número cinco.

Los 49´s llegan con una racha de 7 victorias consecutivas, mientras que las Panteras cerraron la campaña con tres triunfos al hilo, situación que le valió para ganar su división por cuarta vez en su historia.

San Francisco apostará en su poderoso ataque terrestre, tercero mejor de la Liga, en el que no solo Frank Gore puede hace daño, sino también Colin Kaepernick, quien parece haber recobrado la confianza para sorprender y hacer jugadas grandes por esta vía, tal como lo hizo frente a Green Bay.

Ofensivamente Carolina confía en lo que haga o deje de hacer Cam Newton, quien jugará el primer partido de playoffs en su carrera y eso puede significar una presión extra, además su estelar receptor Steve Smith se recupera de una lesión y no estará al cien por ciento.

San Francisco ganará un duelo cerrado; en Las Vegas, los Niners son favoritos por 1.5 puntos.

 

San Diego en Denver. Los Cargadores fueron uno de los tres equipos que vencieron a Denver en la campaña y lo hicieron como visitantes. San Diego llega con cinco victorias consecutivas y con todo qué ganar y nada qué perder, máxime cuando los comandados por Peyton Manning son favoritos por 10 puntos.

En el duelo del 12 de diciembre, los Cargadores fundamentaron su victoria en el juego terrestre al contabilizar 177 yardas por esta vía, 127 de ellas cortesía de Ryan Mathews, lo cual a la postre les dio mucha posesión de balón, dejando demasiado tiempo en la banca a la poderosa ofensiva de los Broncos, la cual estableció marca de puntos anotados en una temporada en la historia de la Liga con 606. Ese día, el tiempo de posesión registró 39 minutos para los Chargers por 21 de los Broncos.

La presión estará en los hombros de Peyton Manning, pues de nada servirá haber establecido récord de pases de anotación (55) y yardas lanzadas en una campaña (5,477) si no llega y gana el Super Bowl, y él lo sabe.

Curiosamente, a pesar de que estos equipos se han enfrentado 108 ocasiones, la del domingo será la primera en que se vean las caras en playoffs.

Los Broncos son favoritos, pero mucho cuiddo con los Cargadores.

 

Espero sus comentarios:

luis.gutierrez@milenio.com

@LuisE_Gutierrez