Las “chicas” del padrino

Del fiasco del "Junior", al adiós de La Volpe

La semana anterior escribí que a pesar de que el Canelo era favorito, la buena preparación de Chávez Jr., aunado a la incorporación de don Nacho Beristáin y desde luego a su mayor estatura y por ende a su mayor alcance, hacían que me inclinara a favor del Junior. Oh, decepción.

La noche del sábado, Chávez Carrasco fue una caricatura sobre el ring, puso en ridículo la grandeza de su apellido al perder de fea manera y sin meter las manos ante Saúl Álvarez, quien se dio vuelo ganándole todos los rounds. Ni cuando estuvieron en el centro del cuadrilátero ni cuando el Canelo se recargó en las cuerdas, en ninguna circunstancia Julio tuvo alguna oportunidad. Y no la tuvo por el simple hecho de que no tiraba golpes, y cuando lo hizo fueron desatinados o con muy poco punch. Lamentable.

Y lo peor fueron sus declaraciones al término de la contienda: Que no se sintió cómodo con la estrategia, que tenía cinco años de no pelear por debajo de las 168 libras y que el Canelo ¡no lo lastimó!

Bien por el tapatío, quien ahora sí tendrá una prueba de fuego ente Gennady Golovkin en septiembre, y pésimo por Julio César Chávez, cuyo futuro es incierto. Él dice que buscará a Daniel Jacobs, y de ganar pretende una contienda ante el vencedor del Canelo y GGG.

El fracaso del América

Y mientras Chávez hacía el ridículo en Las Vegas, en el estadio Azteca el América ligaba su tercera derrota, que combinada con la victoria de Morelia, dejaba a las Águilas fuera de la Liguilla. Y al otro día, Ricardo La Volpe, el entrenador que nunca se equivoca, el estratega que siempre justifica sus tropiezos, anunciaba que la directiva azulcrema ya no le renovaría el contrato.

Fueron 41 partidos del Bigotón al frente del equipo, se quedó a un minuto de ser campeón el torneo anterior, batalló mucho con las lesiones y suspensiones en este certamen, pero dejó mucho qué desear con su estilo de juego, el lavolpismo ya no existe, es historia. El señor que dice saber mucho de estrategia, no pudo ganar un punto en los últimos tres partidos, y eso, lo admitió, le costó la chamba.

¿Regresa el Piojo? No lo sé, lo único cierto es que habrá mucho ruido en Coapa en el receso. 

luis.gutierrez@milenio.com

twitter@LuisE_Gutierrez