Las “chicas” del padrino

La vergüenza de MLB

Nunca hubiera imaginado que en un evento donde está involucrada la Major League Baseball (MLB), la Liga de beisbol profesional más importante y reconocida del mundo, se hubiera suscitado una polémica tan grande, la cual puso en entredicho su seriedad y credibilidad

Esto por lo acontecido desde las primeras horas del lunes 13 marzo al término del partido México vs Venezuela, en el Clásico Mundial de Beisbol, donde el tricolor se impuso 11-9, resultado con el que aparentemente obtenía el derecho a disputar el partido de desempate contra Italia, debido al mejor porcentaje de carreras permitidas en relación a los venezolanos.

En la transmisión de MLB Network, así como en la cuenta oficial de Twitter del WBC (Clásico Mundial de Beisbol), se informó tras la conclusión del juego, que México e Italia se verían las caras ayer mismo en el duelo por el desempate. Hasta ahí todo era reír y cantar para las huestes dirigidas por Édgar González. Y es que si las matemáticas no fallaban, México presumía un porcentaje de 1.055 (19 carreras en 18 entradas), por 1.105 de Venezuela (21 carreras en 19 innings).

Sin embargo, a los pocos minutos la incertidumbre creció, pues el WBC borró súbitamente su twitter a la par que Venezuela tuiteaba que el Comité Técnico revisó el diferencial de carreras y que serían ellos los que jugarían ante Italia. Caos total.

Y sí, minutos más tarde, personal del WBC rectificaba e informaba que Venezuela e Italia serían los contendientes, porque a México no se le contaba su trabajo defensivo de la novena entrada ante los italianos porque no sacó algún out, por lo que el porcentaje subía a 1.117. Increíble. Vino la protesta, inconformidad y apelación de la novena mexicana, pero simplemente no procedió.

Al no obtener un fallo favorable, los directivos le exigieron a MLB una disculpa pública a todos los mexicanos, explicando su error por no ser claros en sus reglas y crear semejante confusión. Sí, MLB envuelta en un escándalo de esta magnitud.

Qué vergüenza, y no porque haya sido México, sino porque un evento de esta jerarquía no puede empañarse por un hecho tan bochornoso como éste. 

luis.gutierrez@milenio.com

twitter@LuisE_Gutierrez