Las “chicas” del padrino

Grandes eventos, y los que faltan

Muy orgullosos deberíamos sentirnos todos aquellos a quienes nos fascina el deporte, después de disfrutar en vivo o por televisión de los sucedido la semana anterior en Acapulco con el Abierto Mexicano de Tenis, y en la Ciudad de México con el WGC México Championship, eventos que reunieron a los mejores exponentes de sus respectivas disciplinas, y que además resultaron todo un éxito en lo deportivo y en organización.

Lo de Acapulco quizás para los exigentes no sea noticia, pues es una realidad que este certamen ya se convirtió en un referente, al ser catalogado como el torneo de tenis más importante de Latinoamérica, sin embargo, cada año la exigencia es mayor y cada año la organización encabezada por Raúl Zurutuza ha cumplido con creces.

Esta vez el torneo contó con 6 de los primeros 11 tenistas en el ranking mundial, además de Juan Martín del Potro, cuya calidad está probada y que si no ocupa un puesto relevante en la clasificación es porque no ha tenido la actividad deseada debido a sus problemas de lesiones. Lo extraordinario de todo es que aun sin que se anunciara en su momento la incorporación de Novak Djokovic, obvio días antes del inicio del certamen, los boletos ya estaban agotados, reflejo del interés de la gente por acudir a un torneo de esta magnitud.

Y no quiero imaginar lo que será el próximo año cuando el AMT celebre sus 25 años, pues seguramente echarán la casa por la ventana. ¡Enhorabuena!

Y mientras esto sucedía en el pacífico mexicano, en la CdMx se reunieron los mejores golfistas del mundo en el WGC México, el cual se celebró por primera vez en nuestro país y también cumplió con creces, con la gente acudiendo en gran número y siendo testigo el sábado de un hoyo en uno y de una gran contienda que se definió hasta el último hoyo de la ronda final, en la que el número uno del mundo, Dustin Johnson, se llevó el título por apenas un golpe de ventaja.

Si a este par de eventos le sumamos lo sucedido en enero con los dos partidos de NBA de temporada regular, y lo que falta: el juego de la NFL Patriotas vs Raiders, la Fórmula Uno, el Clásico Mundial de Beisbol y el Mundial de Tiro con Arco, debemos sentirnos privilegiados de que nuestro país levante la mano y demuestre que puede organizar de buena manera competencias de máximo nivel. 

luis.gutierrez@milenio.com
 
twitter@LuisE_Gutierrez