Las “chicas” del padrino

Actuación buena, a secas

Escribo estas líneas a dos días de que terminen los Juegos Panamericanos, con la delegación mexicana ubicada en la sexta posición del medallero con 86 preseas totales: 19 de oro, 27 de plata y 40 de bronce, cuatro medallas áureas abajo del pronóstico dado por las autoridades previo al certamen, cuando se pusieron como parámetro igualar lo conseguido en Mar del Plata 1995, en la que ha sido la mejor mejor actuación de México fuera de nuestro país en cuanto a primeros lugares conseguidos con 23.

Sin embargo, con el transcurrir de los días, el discurso cambió, pues Alfredo Castillo, director de la Conade, manifestó que la meta era superar los 80 metales totales contabilizados en 1995, lo cual ya se consiguió.

En cuanto al lugar de la tabla, se pensaba que nuestro país iba a pelear el quinto sitio con Colombia, sin embargo, nadie imaginó que los sudamericanos seguirían en plan ascendente, superando su mejor actuación en cuanto a oros logrados (24 en Guadalajara 2011), pues hasta el viernes previo a la clausura totalizaban 26, siete más que los mexicanos. De ahí, que del quinto lugar también nos olvidamos.

Como siempre sucede en estas competencias, hubo actuaciones destacadas, sorpresivas y desde luego decepciones. Y es que por ejemplo fue grato celebrar la medalla de oro en el voleibol de playa varonil, primera que se consigue en la historia de estos Juegos, ni qué decir de Crisanto Grajales en el triatlón, Goretti Zumaya, quien le dio a México su primer oro en 40 años en el tiro deportivo o el drama de María Guadalupe González, quien se desmayó al cruzar la meta tras ganar los 20 kilómetros de marcha, Brenda Flores, oro y plata en 10 mil y 5 mil metros, Joselito Velázquez, quien refrendó su título en boxeo -49 kilos.

Entre las disciplinas que mantuvieron su nivel están los clavados, nado sincronizado, tiro con arco, taekwondo y desde luego el raquetbol, encabezado por la gran Paola Longoria.
Desde luego hay que esperar el reporte detallado de cada Federación, en el cual explicarán o darán a conocer su balance, pero sin duda quienes sí fallaron fueron Daniel Corral en gimnasia, la marcha varonil 20 km, la gimnasia rítmica, el basquetbol y la natación.

De ahí que aunque se superaron las medallas totales de 1995, nos quedamos cortos en los oros, y aguas, porque Colombia ya demostró que está haciendo bien las cosas y no soltará tan fácil ese quinto lugar continental.

A un año para Río, no hay más que trabajar y apoyar a los deportes y atletas que siguen haciendo las cosas muy bien.