Aquí, en corto…

De poder a poder

"Ayer hablé con Jerry Jones, propietario de los Vaqueros de Dallas. Él es un ganador que sabe cómo hacer las cosas. Los jugadores estarán de pie para el país".

Y así es como hace un par de días, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, escribió en su cuenta personal de Twitter, lo que a mi parecer significa recular un poco en su golpeteo contra la NFL, después de semanas en donde se había mostrado notablemente agresivo en contra de las manifestaciones de apoyo por discriminación racial. Incluso habló de imponer una regla que prohibiera que cualquier jugador se hincara durante el himno nacional, tachando a su vez a la liga de permisiva en cuanto a este tipo de protestas.

La confrontación sin sentido ha sido parte cotidiana de su actuar, sin embargo, el domingo pasado recibió una respuesta que simplemente nunca se esperaba: dueño y jugadores de los Vaqueros pusieron rodilla al suelo de forma por demás desafiante, justo antes de iniciar el himno nacional. El hombre con más poder en el mundo, enfrentado en contra de la liga más poderosa del mundo de igual a igual.

Nunca antes el deporte más representativo de aquel país se había visto envuelto en una situación similar, cobijado además por jugadores que muestran una espontaneidad y solidaridad que engrandece y que nos dejan ver que una organización tan poderosa puede también luchar por principios y en pro de los derechos de las minorías.

En Estados Unidos es costumbre que muchos deportistas usen su fama como un medio político para buscar igualdad en todos sentidos. Nada más patriótico que envolverse en la bandera y levantar la voz ante una sociedad que cada vez abusa más y tiene menos respeto por sus semejantes, tan solo por el hecho de tener diferente color de piel.

Me queda claro que los pocos que aún muestran respaldo por las declaraciones de Donald Trump viven en un tremendo error, más cuando su único argumento es la aparente falta de respeto que éstos jugadores muestran ante los símbolos más queridos de su país. ¡Patrañas!

Así pues, mis tres ávidos y entusiastas lectores, les puedo asegurar que el ex QB de los 49s de San Francisco, Colin Kaepernick, puede sonreír con tranquilidad después de ver hasta donde ha llegado el movimiento de protesta que él inició en la NFL, mismo que lo dejó marginado como consecuencia de su valentía y atrevimiento. Así las cosas.


Twitter: @AzconaMilenio