Aquí, en corto…

De playeritas mamonas y otros frívolos cuentos


"Improbable ganar, sino asumimos la responsabilidad de perder!! (sic).

Y así sin más ni más y hasta dándose el lujo de escribirlo con faltas de ortografía, nuestro estudioso, sistemático, metódico, táctico, mecánico y heterodoxo entrenador de selecciones nacionales, Juan Carlos Osorio, se presentó en el entrenamiento del representativo mexicano que abre este domingo su participación en la Copa Oro, estrenando nueva playerita con una reflexión que me resulta por demás lactante.

Y es que yo pienso, mis dos ávidos y entusiastas lectores que, si vamos a darle duro a la iluminación, podríamos todos ayudar a nuestro buen amigo Osorio a hacer un ejercicio de introspección que nos lleve a encontrar la frase adecuada para que pueda portar en su próxima vestimenta. Después del "cero excusas" y hasta la nueva versión, bien fácil obtendríamos una que resulte motivadora.

A mí por ejemplo se me ocurre una que diga: "¡Improbable ganar, si no se ejerce autocrítica después de hacer un ridículo!", o tal vez: "cero excusas, cero rotaciones". ¿O qué tal una que diga?: "Merecíamos más, pero con esto me conformo". O ya de plano una que diga "¡La próxima vez recuérdenme traer contenciones!"

¡¡Eeeeeehhhhhhh Puuuutooooo!!

Una vez pasada la tormenta en la Copa Confederaciones en Rusia, en donde el famoso grito fue ahogado y silenciado por la amenaza de sanción de la FIFA, nuevamente el riesgo de que aparezca se vuelve latente. Con una comunidad hispana bastante nutrida en San Diego, Denver y Houston, suena a misión imposible contener a los aficionados.

Mucho se ha discutido en todos los foros sobre si es o no es homofóbico el grito y mucho se ha tratado de justificar con el absurdo argumento de que es parte de la picardía y tradición en nuestra idiosincrasia. Entonces aquí, a su Charro Negro de confianza, le parece claro que no hay discriminación hacia los homosexuales en la intención del grito, pero sí una estúpida forma de retar a la autoridad nomás por chingar y nomás por llevar la contra.

Tristemente este grito es con claridad un reflejo de lo jodida e ignorante que es en su mayoría nuestra sociedad, que confunde cultura y folklore con irresponsabilidad, mala educación y muchas ganas de joder al prójimo.

A ver qué pasa cuando suceda.

Síganme en twitter: @AzconaMilenio