Aquí, en corto…

Listos, los Juegos de Campeonato

¡Una vez más logré tres aciertos en mis pronósticos!

En dos semanas un total de seis aciertos y dos errores me colocan como una especie de brujo súper recontra charlatán y chafísima, al que no confiaría mi quiniela, porque no ganaría un peso. Aun así, me divertí en este ejercicio de adivinador, por lo que ahora sí pasamos al análisis un poco más serio.

Así pues, los juegos que disputaron los Patriotas contra los Texanos, y los Halcones ante los Halcones Marinos fueron un mero trámite.

Sin lugar a duda, los locales no tuvieron oposición de ningún tipo y no solo fueron marcadores amplios, sino también un dominio casi perfecto en el campo.

Acereros y Jefes aburrieron, mientras que Vaqueros y Empacadores dieron el juego de la temporada; de hecho, no creo que ninguno de los partidos de campeonato que vienen este fin de semana sean así de espectaculares.

Bueno, ni siquiera creo que el Super Bowl vaya a ser así de espectacular, para ser sincero.

El caso es que, para este fin de semana en la AFC, Nueva Inglaterra recibe a Pittsburgh, mientras que en la NFC, Halcones de Atlanta va contra Empacadores de Green Bay.

No he visto quiénes están como favoritos en Las Vegas, pero debo suponer que Empacadores y Patriotas deben estar a la vanguardia en las apuestas.

Sin lugar a dudas tener a Aaron Rodgers y a Tom Brady debe dar muchos puntos, aunque yo apostaría por los Halcones de Atlanta de Matt Ryan.

La razón es simple: Ryan tuvo una temporada de 4,944 yardas por aire, 38 pases para TD y siete intercepciones, colocándose en segundo lugar entre los mejores QB de la NFL, solo detrás de Drew Brees.

En su juego divisional, lanzó para 338 yardas y tres TD, sin intercepción, pero independientemente de la frialdad de los números, su ejecución ante Seattle rayó en lo impecable.

La fuerte línea secundaria de Halcones Marinos no pudo hacer mucho para contrarrestar la efectividad de Ryan, que simplemente se dio gusto completando 26 de 37 pases.

Aunado a eso, la defensiva le dio equilibrio al juego, no permitiendo un desgaste excesivo, al contrario de lo que sucedió con Empacadores, que terminó con la defensiva rendida y entregada ante Dallas.

Creo que Patriotas no tendrá problema con Pittsburgh, que ni siquiera pudo anotar TD en su juego ante Kansas City, mientras que Atlanta hará lo propio con Green Bay.  

Twitter: @AzconaMilenio