Sobre la mesa: ¿La eliminación ante Zacatepec en la Copa Mx, es el peor fracaso en esta era del 'Tuca' Ferretti al frente de los Tigres?

Juan Carlos Zúñiga
juanzu45@hotmail.com • twitter @JC_Zuniga

Displicente, la palabra perfecta para describir a Tigres en la Copa Mx, una escuadra valuada en más de 65 millones de euros, que se comportó como un equipo chico ante el Zacatepec de la División de Ascenso. ¿Qué pasa con Tigres? ¿Por qué la afición no es exigente? Vamos por partes, el equipo dirigido por Ricardo Ferretti, el de mejor nómina de la Liga está obligado a ganar todo lo que le pongan enfrente, esto implica ser protagonista en todos los torneos que disputen. Lo sucedido esta semana con los universitarios demuestra que no les interesa formar parte de los equipos populares de México y que simplemente se conforman con ser los líderes del norte, con una idolatría de los aficionados, quienes consideran dioses a los jugadores y que no son capaces de exigir títulos, mucho menos abandonar a la escuadra de sus amores.

Ferretti, el amado entrenador de Tigres es otro gran responsable del fracaso felino, un personaje que si bien regresó títulos a la institución, también ha sido partícipe de las grandes eliminaciones de los norteños. ¿Por qué sigue el Tuca? No lo sé, quizá es momento de que la directiva gaste en un entrenador de jerarquía internacional, así como lo hace con la plantilla de jugadores, que lo realice con un técnico que pueda colocar a los felinos en la elite del futbol nacional y poder por fin internacionalizar a los millonarios de la Liga Mx.


David Medrano Mora
aureliomedranomora@gmail.com • twitter @deividmedrano

Recuerdo en el 2013, cuando Rubén Omar Romano, en ese entonces técnico del Puebla, calificó a los Tigres como el “Real Madrid de América”, por los jugadores que tenía y además, los que traía como refuerzos. Esa forma de trabajar sigue vigente en los felinos, y en parte hay que agradecerles que le metan “sabor” a la Liga Mx.

¿FRACASO en la Copa? La palabra fracaso hace referencia a un objetivo que se esperaba lograr, y que al final no fue así. El Tuca Ferretti registró para este torneo a 34 jugadores… sí ¡¡¡34!!! contando juveniles como Miguel Quintanilla, Raúl Torres o Jair Díaz. La intención era darles participación a alguno de estos chavos (para eso los registraron, para que no sucediera el caso de Dorados vs UdeG, de alineación indebida).

Me da la impresión que al final Tigres no lo ve tanto como un fracaso, sino más bien, como un descanso a jugar entre semana y hacer los viajes, y por fin, poder enfocarse en lo que verdaderamente les interesa, la Liga. Y tampoco es para criticarlos, porque muchos equipos tampoco le dan la seriedad a esta competencia. Hoy, a Tigres se le critica por la inversión que hizo y la plantilla que tiene, que al final de cuentas, si en diciembre consigue lo que busca, el campeonato, nadie se acordará de este resbalón, llamado Copa Mx.


Carlos Contreras Legaspi
carlos.contreras@milenio.com • twitter @CCLegaspi

Decir que Tigres es un equipo chico en estos días es una mentira. No se trata del dinero, porque hay conjuntos –como Cruz Azul- que lo han gastado y llevan tres años sin acercarse a la Liguilla.

La grandeza se gana compitiendo, imponiendo condiciones y siendo protagonista. No se trata solo de tener las vitrinas llenas, sino del respeto que los rivales muestran cuando visitas su casa. Yo me quedo con las finales, los títulos y las grandes figuras del equipo universitario en los últimos cinco años. Por eso debe preocupar lo que pasó esta semana en el Volcán. Tigres tuvo una Copa Mx para el olvido, un club que está dando saltos a la grandeza no puede tener tropiezos así e irse a dormir tranquilo porque los fieles de siempre se volverán a presentar en la tribuna para el siguiente partido, van a seguir alentando, pase lo que pase. Ganar la Liga es lo único que puede salvarlos del fracaso semestral a estas alturas, están en puestos de Liguilla y si la tendencia se mantiene como en los últimos torneos, vienen las jornadas en las que comienzan a desplegar su mejor futbol. En el vestidor, deben dejar una pantalla con las imágenes del desastre ante Zacatepec reproduciéndose todos los días, porque quien permita que algo así se repita, no está a la altura de lo que representa hoy Tigres en el futbol mexicano.


Enrique Beas
vonbeas@gmail.com • twitter @enriquevonbeas

Es increíble como el fenómeno Tuca Ferretti y el equipo mejor diseñado, armado, estructurado que ha tenido el futbol mexicano durante un periodo de 7 años, solo presuma 3 títulos de Liga y una Copa. Hablar que este fracaso contra Zacatepec, donde te exhibieron y ridiculizaron en el Volcán es el peor fracaso de la era de Ricardo, sería esconder y seguir solapando un proyecto que ya debería tener más de 8 títulos (unas 2 Concachampions, 4 Ligas, 2 Copas, 1 Libertadores), pero por conformistas siguen aplaudiéndole al señor que no ha podido sacarle el jugo necesario a un plantel fuera de serie.

¡Soy de los que piensa que estos Tigres si jugaran en la Liga española competirían por el 4º. puesto para entrar a la Champions, solo que después me acuerdo que los dirige el Tuca y se me pasa! Ya que jugar de forma tan ratonera la mayoría de las jornadas, los partidos decisivos y hasta los clásicos regios, me provoca un malestar en plena etapa de gloria del equipo felino. Por eso, estos “Tígueres” de Gignac no podrán ser considerados un grande del futbol mexicano como las Chivas de los sesenta, La Máquina de los setenta y las Águilas de los ochentas, los únicos 3 equipos dinastía y ganadores de principio a fin que han existido en nuestro deporte. ¡Bienvenidos, bienvenidos! A la típica sonrisa del Tuca que solo solapa Willie González y los aficionados regios que aplauden todo lo que pasa en el Cerro de la Silla.


Heliodoro Hinojosa
heliodoro.hinojosa@multimedios.com • twitter @heliodoroh

La institución no falla y la presidencia no falla, me queda claro que son los jugadores y Ricardo Ferretti los que se aprovechan de una empresa tan rentable y de una afición noble que dista mucho de ser esa que lleve a un equipo a la grandeza. Es más, creo que los lleva más a la mediocridad esa ola de aplausos luego de ser ridiculizados por el Zacatepec.

Admirable ver a Marcelo Michel Leaño y su equipo ganarle a Tigres en velocidad, en anticipo, en toque, en contraataque, en ubicación, ambición y el 3-1 es una goleada si lo medimos de Zacatepec a San Nicolás.

Tigres no ganó ningún juego de Copa, solo empató ante Cruz Azul y se fue aplaudido! Qué increíble. Ridículo total.

Escuché a Ricardo Ferretti que sonriendo dijo: Fracaso. Sigo tratando de descifrar, perdón mi inocencia, ¿pero sonrió porque sabe que nada le va a pasar o estaba nervioso? Perdón, pero si la escuchan ayúdenme…

Yo me siento decepcionado, me han fallado Gignac, Nahuel, Vargas, Ayala y todos los que son protagonistas de una burla más. Creen que con el puro nombre van a ganar y no. Para ser grande hay que rasgarse las vestiduras, sudar y a veces hasta arrastrarse.

Lejos están de un América, que aun y ganando lo traen jodido cada semana, un América que sí se desgarra la camisa aunque sean los Potros de la UAEM.