Sobre la mesa: ¿Qué rivales le convendrían más a México en el sorteo del Mundial?


Juan Carlos Zúñiga
juanzu45@hotmail.com • twitter@JC_Zuniga

La selección mexicana conocerá este viernes a los rivales que enfrentará en la fase de grupos de la próxima Copa del Mundo, llevamos semanas buscando simuladores, ecuaciones y todo tipo de instrumentos que nos ayuden a visualizar cuáles podrían ser esas selecciones. Hasta el momento solo son rumores, matemáticas aplicadas a páginas web que nos dan una idea del futuro del equipo dirigido por Juan Carlos Osorio. México no se debe preocupar por la primera ronda, desde 1994 ha calificado al cuarto partido, pero también desde esa fecha no accede al tan ansiado quinto juego, Argentina en un par de ocasiones, Holanda y él no era penal, hasta EU eliminó al Tri en el Mundial del 2002. El objetivo para Osorio y este grupo de jugadores que para muchos es la mejor generación de todos los tiempos es llegar a cuartos de final, por fin dar un golpe de autoridad y soñar con entrar en la elite mundial. A partir del próximo viernes, Osorio y compañía tendrán que diseñar un plan de trabajo que incluya enfrentar a selecciones de buen nivel, tal y como se hizo a principios de este mes. En esta gira por Rusia la delegación mexicana encabezada por Decio de María y Juan Carlos Osorio, aprovechará para visitar en Moscú, el complejo deportivo que utilizará durante la Copa del Mundo. El lugar donde se hospedará el Tri cuenta con instalaciones muy similares al CAR, sitio donde entrenan las selecciones nacionales en nuestro país. Llego la hora de conocer a los rivales de la selección nacional, creo que México estará en un grupo con Polonia, Senegal y Japón.



David Medrano Mora
aureliomedranomora@gmail.com • twitter@deividmedrano

Tengo la impresión que pensar y especular en los rivales que le puedan convenir a México es desconfiar de nuestra selección, es un Mundial, y si quieres ser campeón tienes que ganarles a todos: buenos, malos, fuertes o débiles. Creo más bien que analizar el posible grupo de los dirigidos por Juan Carlos Osorio es como un adelanto para saber si México clasificará a o no a la siguiente ronda, como una ventana al futuro para saber si nos ilusionamos con Rusia 2018 o lo tomamos de manera más cautelosa.Está claro que por los bombos y los sorteos de prueba que se han realizado, la mejor opción para México es tener en los cabezas de serie a Polonia, la peor Argentina, la pesadilla de los aztecas en los últimos torneos continentales. En los bombos restantes C y D, no veo a rivales dominadores comparándolos con México, del mismo nivel o hasta un poco inferiores, con lo cual, el panorama luce viable para que nuestro representativo avance a la siguiente fase. "La suerte de la casa" ha estado presente con México en los últimos Mundiales, Sudáfrica y Brasil, los últimos locales han estado en el mismo grupo que los aztecas, y si continúa esa característica, Rusia no es nada imposible para los verdes, sería un buen panorama. Mi predicción para México: Grupo A, con Rusia, Egipto y Australia. Ojalá y tenga algo de certeza, porque en mi mente está "fácil" este grupo para el Tri.



Carlos Contreras Legaspi

carlos.contreras@milenio.com • twitter@CCLegaspi

Pensar en un grupo cómodo no es garantía de nada. En el 2006, cuando México fue cabeza de serie los rivales en turno pintaban para una clasificación sencilla.

Con el paso que había mostrado en la eliminatoria Ricardo Antonio La Volpe al frente de la Selección Mexicana, algunos hasta se aventuraban a pensar que se podrán sacar los tres puntos ante Irán, Angola y Portugal. La realidad fue otra y se perdió con Argentina en los octavos de final.

Un grupo complicado le puede venir mejor a México que uno sin dos europeos. Tener exigencia en los tres partidos le vendrá bien a un grupo que cada partido tiene que adaptarse a una idea diferente y dejará poco espacio a experimentos como el de Juan Carlos Osorio en la Copa Confederaciones de este año en la misma sede mundialista. Ya en 1994, 1998 y 2002 se calificó con dos equipos de la UEFA en el mismo sector y hace cuatro años se superó el escollo enfrentando a Brasil, Camerún y Croacia. Avanzar es obligación.

Si se piensa en el quinto partido y hacer historia no se puede temer a ningún rival ni menospreciar a Rusia, Polonia o Bélgica como probables cabezas de serie. Aunque duela, hoy México tiene talento para competir con cualquiera, falta plantear bien los partidos y ejecutar en la cancha para trascender.

Mi pronóstico: Francia, Egipto y Serbia.



Enrique Beas
vonbeas@gmail.com • twitter@enriquevonbeas

Allá vamos al mundo de la suerte. Para los que forjan el futuro creyendo en el destino, el viernes en Moscú se vivirá un día clave para trabajar o aspirar que se jugará el mentado quinto partido. Me explico: para los que creen que México le puede competir a cualquiera de las potencias del mundo, es mentira, para muestra los últimos seis Mundiales, Copas Confederaciones y hasta Copas Américas para saber que hay que jugar partidos perfectos para eliminar a tus rivales, mismos que no han sucedido NUNCA. Así que si se aspira estar en cuartos de final hay que tener un grupo sin dos potencias y un aspirante a semifinales y de ahí contar con un cruce que no te enfrente con los favoritos, para así pensar en seguir avanzando. Vuelvo a ejemplificar: si nos toca en el grupo con Alemania, Brasil o Argentina, no sumaríamos ni un punto. Si del bombo 3 te cruzas con Dinamarca o Suecia se podrían perder también puntos y si además nos toca del bombo 4 un africano como Nigeria, se aspira de forma objetiva a 2 o 4 puntos. Sigamos: si pasas el grupo y en tu cruce nos toca alguna de las selecciones antes mencionadas del bombo 1 o España, no habría manera de pensar en competir para estar en cuartos de final. De ahí la importancia de lo que el sorteo nos arroje. ¡Bienvenidos, bienvenidos! A la aspiración mexicana de un quinto partido que por lógica debe basarse en el grupo que nos toque. Para mí, será Rusia, México, Islandia y Arabia Saudita. (Los quiero invitar a que mañana nos escuchen en la transmisión especial del sorteo mundialista en W Deportes).



Heliodoro Hinojosa
heliodoro.hinojosa@multimedios.com • twitter@heliodoroh

A horas de conocer los rivales de México en la próxima Copa del Mundo de Rusia 2018, todos hacen especulaciones sobre qué sería lo mejor para nosotros pensando en el soñado quinto partido.

Coincido plenamente en algo con Juan Carlos Osorio y voy a decir por qué...

Lo dijo Osorio: "Entre más difíciles los rivales, mejor para México", y creo que sí.

Polonia y Bélgica son un ejemplo claro de dos equipos europeos que en ranking y figuras están por encima de México, y ya vimos cómo nos fue, nos crecimos y jugamos bien, por eso yo prefiero eso.

Preguntara usted por qué. Culturalmente, la tendencia del mexicano es demeritar a los más débiles y eso nos hace caer en relajación, llevándonos grandes sorpresas. Culturalmente nos crecemos con aquellos rivales que nos inspiran y engalla vencerlos.

Juan Carlos, sé que no es tan difícil, pero qué buen ojo tiene usted. Así que si es Brasil o Alemania no nos asustemos, si es Egipto o Japón será un gran reto, si toca el anfitrión Rusia no pongamos ninguna cara de dificultad.

México, Brasil, Egipto y Australia serían un buen reto para llegar engrandecidos a una siguiente fase.