Sobre la mesa: ¿Tras lo mostrado hasta el momento, debe Cruz Azul mantener a Pedro Caixinha hasta el final del torneo?


Juan Carlos Zúñiga
juanzu45@hotmail.com • twitter@JC_Zuniga

No ha pasado la mitad del torneo y Cruz Azul ya está sumergido en una crisis de resultados. Esta semana quedó eliminado de la Copa Mx y la Liguilla se ve muy lejana para La Máquina. Los números no mienten, quedan 27 puntos por disputarte, los celestes tienen 8 hasta el momento, es decir, necesita por lo menos 17 unidades para meterse a la fiesta grande, una misión prácticamente imposible, tomando en cuenta que en casa no ha podido conseguir una sola victoria.

Como en todo equipo el máximo responsable es el entrenador, en este caso el portugués Pedro Caixinha quien hasta el momento no ha demostrado por qué fue contratado por la directiva encabezada por Yayo De la Torre, los números son malos, el estilo de juego es muy básico, predecible y sin argumentos para pelearle a los grandes equipos de la Liga. Los años siguen pasando y los resultados son los mismos, entrenadores, jugadores y presidentes deportivos van y vienen, los proyectos nacen y mueren de manera casi instantánea. Entonces, ¿quién tiene la culpa? Los responsables de esta crisis de resultados y falta de campeonatos se la atribuyo a la los malos manejos por parte de una directiva que sigue sin darse cuentan el daño que le hace a una gran institución. La afición de Cruz Azul no merece ser el hazmerreír, necesita un título, sentirse grandes como su historia lo dicta a lo largo de los años. La Máquina requiere modificar su estructura de manera urgente, de lo contrario este equipo y sobre todo su hinchada, seguirán sufriendo cada torneo que disputen.



David Medrano Mora
aureliomedranomora@gmail.com • twitter@deividmedrano

Pensar en dejar fuera a Pedro Caixinha del Cruz Azul imaginando que va a cambiar el equipo de un día a otro es un error. Y no porque quiera defender el trabajo del portugués o porque en verdad el técnico sea el problema, seamos sinceros, este tema del Cruz Azul va más allá de lo que sucede en la cancha. Como todo en la vida al que obra bien, bien le va, y caso contrario cuando uno no va por el camino correcto.

Lo triste del Cruz Azul es que cuando hablamos de esta institución, en todos sus niveles tienen cosas oscuras o turbias que no dan una buena espina, desde la directiva de Billy Álvarez y esa pelea legal con la Cooperativa, el tema de los derechos y el nombre legal es una completa novela, después, los intereses que tienen algunos representantes de jugadores por llevar directivos y futbolistas al primer equipo parece ser más importante que los resultados que obtenga el plantel.

Los jugadores y cuerpo técnico tienen su responsabilidad, tienen su porcentaje de culpabilidad, como todos los que forman parte de esta institución. No quiero ni es mi intención defender a Pedro Caixinha, lo que sí creo es que el técnico no es el único culpable de esta crisis que tiene el Cruz Azul, la maldición de La Máquina va más allá de un simple hombre, o usted dígame, ¿cree que el único problema de los cementeros está en la cancha?.



Carlos Contreras Legaspi

carlos.contreras@milenio.com • twitter@CCLegaspi

Sí, probablemente hasta finales del 2018 aunque esto implique el rompimiento con la afición.

Es cierto que Cruz Azul no muestra un estilo claro ni convence en la tribuna, pero romper el ciclo en este momento no ayuda. Pedro Caixinha no es Víctor Manuel Vicetich, sin embargo, conoce bien el medio, ya fue campeón, sabe trabajar y al menos admite su culpa cuando el equipo fracasa.

Es un paso adelante si tomamos en cuenta el antecedente. Paco Jémez siempre encontraba justificaciones y por más que los seguidores de La Máquina lo extrañen, su lugar en la historia del club será intrascendente, pues él mismo decidió bajarse del barco cuando la directiva le rogaba que renovara contrato.

Con la triste actuación en la Copa Mx en el pasado, el técnico celeste tiene que concentrarse en cerrar bien la Liga, sumar puntos para alejarse del descenso, aprovechar el parón largo para trabajar con un equipo que no tiene otra forma de convencer a su gente que con un campeonato.

El momento no ayuda para darle confianza, pero solo la continuidad va a sacar a Cruz Azul de ese letargo en el que se ha metido en los últimos años, donde celebran una clasificación a Liguilla cada siete torneos.

Sin duda el técnico portugués puede hacerlo mucho mejor de lo que hasta ahora hemos visto en lo que va del semestre.



Enrique Beas
vonbeas@gmail.com • twitter@enriquevonbeas

Ayer en el programa que hago en W Deportes (@labarra_mx) con el tío Legaspi, David Medrano, Jimena Rodríguez, Brenda Flores y Carlos Ponce de León, hicimos una emisión dedicada a la ayuda emocional y existencial de los aficionados cruzazulinos para tratar de motivarlos después de otra decepción. Empezó de cábula y terminó como terapia de tantas frustraciones de muchos seguidores que siguen sin comprender por qué vivir en sufrimiento y vergüenza. Y es ahí donde quiero cargar mi opinión, entiendo que los colegas polaricemos que la directiva hace su trabajo al traer a tanto futbolista y muchos DT's que en papel son los indicados, pero no le demos vueltas, el problema es de raíz. Urge que los dueños del equipo se den cuenta que no pudieron con el paquete, que dejaron de ser el subcampeonísimo, perdiendo finales para ser en 5 años un equipo con una Liguilla en 8 torneos (no calificarán en éste) y con una nueva eliminación de Copa en la fase de grupos, con menos gente en el estadio (se querían ir por la puerta grande del Azul) y con más penas que glorias. Recientemente eliminados el semestre anterior en los dos torneos por el odiado rival y sin meterle sangre. Mismo problema de los últimos años para ganarse el mote de pechos fríos. Lo mejor que pueden hacer los Álvarez es reconocer que no pudieron con el proyecto y hacerse a un lado. Dejar que alguien más lo maneje. Generar una verdadera ilusión en un mejor porvenir con cambios y métodos, no solo de formas, sino de fondo. ¡Bienvenidos, bienvenidos! A la peor era del Cruz Azul en toda su historia.



Heliodoro Hinojosa
heliodoro.hinojosa@multimedios.com • twitter@heliodoroh

La directiva debe aguantar a su actual director técnico por muchos años si quiere hacer crecer el proyecto Cruz Azul y traerlo de regreso al protagonismo en el futbol de México.

Es una locura de aquellos reventadores en pensar que ya se tiene que correr a Pedro Caixinha porque hasta el momento no se le dan los resultados. Quién en su sano juicio pide esto y menos cuando el portugués no armó la plantilla celeste. Directivos, tomen como referencia la tabla porcentual para trabajar en un proyecto de crecimiento, 20 puntos separan a Cruz Azul del último lugar Veracruz y en los últimos cinco años han tenido cinco directores técnicos que lo único que les ha dado es fracaso tras fracaso.

Recuerden que Pedro ya fue campeón en nuestro país, de Liga y Copa por lo que experiencia tiene, conocimiento tiene y pantalones también. Ni Lavolpe, Vucetich, Chepo, Cardozo y Matosas garantizan nada, lo único es que volveremos a vivir una inestabilidad que lo que ofrece es incertidumbre y riesgo de que vuelva a pasar lo mismo, nada.

Entiendan que deben armar un proyecto, creer en una persona y armar una IDEA, que hoy no es la del portugués ni será la del que pueda llegar.

Hagan caso omiso de los críticos y reventadores que ni antes ni hoy han construido nada para La Máquina celeste de Cruz Azul.