En la Pelota

La salvación de la Serie del Declive es la Serie del Caribe y el Pacífico

"Las vacunas contra el dengue, la malaria y la zika, no son 'por si las moscas', sino por si los mosquitos"... Dick Secades.

* * *

La Serie del Declive dejaría de serlo con las medidas de emergencia necesarias. El problema es muy grave, por lo que se necesita acción a la altura. Pero faltan ejecutivos con los riñones bien puestos. Las únicas plazas que aseguran éxito económico son Mazatlán, Culiacán, Hermosillo, Mexicali, Guadalajara, Caracas, Maracay, Valencia, Zulia y Margarita. Entonces hagamos anualmente la Serie México-Venezuela, a ganar cuatro de siete juegos. Cada año y alternados, los juegos pueden ser en un solo país, o 2-3-2 o 2-5. Por supuesto hay despistados, desinformados, infantiloides, que sueñan con que Panamá reaparezca. Pero, ¿cómo, con cuál beisbol? México abandonará el sistema de juego que ha obligado ya a tres equipos de la Liga del Pacífico a perder para poder clasificar a la postemporada, el último, los Charros de Jalisco hace unos días. Lo dijo el presidente de la Liga del Pacífico, Omar Cañizares.

Los fanáticos del beisbol se sienten lesionados con las modificaciones recientes de reglas y las que anuncian para el futuro cercano, porque tienden a hacer el deporte y el espectáculo muy frío, sin sabor. Hace años hubo big leagers a quienes preguntaron: "¿Si tu mamá fuera bateadora, le tirarías por la cabeza?". La respuesta: "Solo si ha conectado home run en el turno anterior o si se monta sobre el home". Ahora el pitcher tendría que preguntarle al bateador: "¿Me permite, señor, tirarle una recta cercana a su cabeza?". Y los corredores habrán de detener la carrera para explicar a los fildeadores: "Por favor, ¿me puedo tirar en slide, le prometo que será solo hacia la base, sin hacerle daño a usted?". Juguemos entonces ajedrez.

El boricua Carlos Delgado, con números similares a los de Fred McGriff, no obtuvo el año pasado el cinco por ciento de los votos para el Salón de la Fama, por lo que fue eliminado como candidato en su primer año. En cambio McGriff continúa en las planillas. Por estos días se comenta intensamente acerca de quienes este año no obtuvieron el 75 por ciento necesario para ser elevados. Citan a Gary Sheffield, Jim Edmonds, Lary Walker y Jeff Kent. Pero es histórico, los nichos en el Salón de la Fama de Cooperstown no son para buenos big leagues, sino para big leaguers fuera de serie. El término "gerente-general" tiende a desaparecer en Grandes Ligas. Utilizan ahora "presidente de operaciones". Algunos equipos tienen ejecutivos para cada uno de los dos cargos. Pero perdurará el de presidente.

* * *

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

jbeisbol5@aol.com
twitter:@juanvene5