En la Pelota

Los lectores opinan ante insultos a Héctor Espino  

“Dios creó al hombre, porque había quedado poco satisfecho con su anterior obra, el mono”… Joey Adams.-

* * *

La pregunta de la semana…: Los candidatos más fuertes para ganar hasta la Serie Mundial 2017 son los Arrogantes Dodgers. Solo can-di-da-tos. ¿Cuándo ganaron los Dodgers su última Serie Mundial?”.

La respuesta: Hace ya 29 años, porque ocurrió en 1988, frente a los Atléticos, en cinco juegos.

Crisanto Morales, de Culiacán, pregunta: “¿Dónde están los propietarios de Sultanes de Monterrey y Naranjeros de Hermosillo, los equipos a los cuales ofreció la mayor parte de su vida Héctor Espino, por qué no responden ante el desprecio e insulto que han demostrado por la memoria del slugger? Si los Naranjeros odian el recuerdo de Héctor, ¿no podrían los Sultanes llevarse la estatua para su estadio? Los mexicanos no somos como los propietarios de esos equipos. Somos solidarios, amantes de nuestros héroes, respetuosos de los atletas, y más de sus glorias”.

Franco Staggioni, de Valencia, opina: “Deseo expresar mi sincera opinión sobre el caso Héctor Espino, aun siendo venezolano. Cuando alguien hace algo notable por un país, se deben resaltar los recuerdos que queden de él. Hemos sido testigos en Venezuela de la desidia de nuestros gobernantes (de un bando y el otro) de cómo se han olvidado de nuestros héroes, sea cual haya sido su faceta. Es incomprensible que no tengamos ningún monumento a nuestros primeros bigleaguers o a los que han hecho cosas grandes por este deporte, como Luis Aparicio, Alejandro (El Patón) Carrasquel, David Concepción, César Tovar y Vidal López. No es suficiente con colocarles sus nombres a los estadios, si no los honramos como es debido”.

Hernán Torrealba, de Valencia, comenta: “Ya sé que su columna no es para dimes y diretes, pero ese Manuel Higuera que hizo público hoy (ayer miércoles) en el último párrafo de su columna, es un soberano ridículo. Sin conocerlo le aseguro que su vida es un total desastre. Me apena. Con todo y eso, usted le dio un espacio, para darle una lección de decencia y respeto a los valores humanos”.

Juan Colmenares, de Caracas, recalca: “Los atletas no son vagos, y menos los profesionales. Requieren de mucha preparación física y están obligados a llevar una vida sana. Además de estudiar estrategias para el juego. Eso lo llamaría profesionalización. Es un trabajo y si el deportista no cumple, lo despiden. Así de fácil”.  

Erick Sandoval, de Hermosillo, presenta excusas: “Como mexicano, me considero obligado a disculparme ante Ud. por el comentario que le hace Manuel Higuera, ya que no refleja el pensar de la mayoría. Y también quiero felicitarlo por la excelsa forma de responderle”.

ATENCIÓN.- Puedes leer todo el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en internet, si entras en “el deporte vuelve a unirnos”.

* * *

 Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

jbeisbol5@aol.com 
twitter:@juanvene5