En la Pelota

“Increíble que paguen por jugar beisbol”

“La estatua ecuestre se erigirá cuestre lo que cuestre”… Pacomio.-

* * *


En octubre hizo 40 años de cuando Sparky Anderson ganó, con los Rojos, su segunda Serie Mundial en fila. El año anterior, 1975, había despachado a los Medias Rojas en siete juegos y en seguida, en 1976, a los Yankees en cuatro.

Alcanzó cuatro campeonatos de la Liga Nacional, uno de la Americana y ganó tres Series Mundiales. Dirigió a los Rojos, sin pitcheo estelar, entre 1970 y 1978, y a los Tigres, de 1979 a 1995, 26 temporadas.

Lo llamé el “Viejo Sabio del Beisbol”, porque era sabio y porque era joven en sus cuarenta y tantos años, pero de hermosa cabellera blanca.

Frases del viejo sabio:

“¡Es increíble que paguen por jugar pelota!”.

“El mánager en el béisbol es sólo un malvado necesario”. 

“Con los Rojos mi promedio fue de 96 victorias por año, y teníamos a Bench, Rose, Morgan, Concepción, Foster, Pérez, Griffey y Gerónimo. ¿Se imaginan lo que habría logrado de haber tenido algunos buenos peloteros?”.

“Mi idea acerca de dirigir en el beisbol es darle la bola a Tom Seaver y sentarme a ver cómo lanza”.

“No es obligatorio que a los peloteros les agrade el mánager. Solo están obligados a obedecer lo que él ordene”. 

“Siempre olvido el pasado porque eso no tiene futuro”.

“Si eres mánager de Grandes Ligas, no compres casa”.

“Una de las personas que peor me ha caído en mi vida era regular en mi alineación por buen pelotero”.

“Para no crearle conflicto a Papa Dios, si un bateador se santigua, el pítcher debe encomendarse al Diablo”.

“No trates de entender al juego de pelota, nadie ha podido. Pero cada juego va diciendo lo que quiere”.

“No discutas con alguien a quien no le guste el beisbol”.

“Después de ganar una Serie Mundial, lo más agradable es perder una Serie Mundial”. 

“Los bigleaguers tienen dos cosas qué hacer: Jugar para ganar y mantener la boca callada”.

“El público merece más respeto que melenas, barbas, patillas, bigotes y uniformes que no son uniformes”.

“Con 25 peloteros, todos en el último año de su contrato, ganaría el título año tras año”.

Sparky murió en 2010.

* * *


RETAZOS.- Una tarde de 1978, en Riverfront Stadium, de Cincinnati, Sparky le preguntó a David Concepción, “¿qué es eso del viejo sabio que dice y escribe Juan?”. David le tradujo y le explicó, por lo que en la primera oportunidad que tuvo, me recalcó: “Óyeme bien. No hay sabios en el beisbol. Si alguien lo fuera, ocuparía un lugar que nunca ha existido, ni existe, ni existirá, por ser pura fantasía. Nadie sabe del  beisbol como para ser llamado sabio”. Sabia lección del Viejo Sabio del beisbol, el inolvidable joven de la cabellera blanca.

Esa Serie Mundial de 1976, fue la primera en Yankee Stadium después de la remodelación, que duró dos años, durante los cuales los Yankees jugaron en Shea Stadium.

jbeisbol5@aol.com  twitter:@juanvene5