En la Pelota

Mánager ganador por la sicología

“Sí hay algo más rápido que la velocidad de la luz… La factura”…   Flipy.-

* * *

 

Hoy y mañana son Días del Correo. ¿Enviaste nombre, apellido y desde donde escribes; tu tema no ha sido tratado recientemente, y lo que escribiste se entendía?

 

Isócrates Arena, de Miami, envió amplio comentario acerca de la columna del domingo y el papá que quiere pagar para convertir a su hijo en bigleaguer. Dice en parte: “Para mí lo más importante es saber qué piensa y qué quiere el hijo, evaluado por un profesional de la conducta. No debo juzgar a un padre por querer buen futuro para su hijo, pero en este caso solo veo su egoísmo, ya que le está quitando a este joven una de las etapas más bonitas de la vida, la adolescencia y la juventud, para convertirlo en un negocio. Ojalá tu columna oriente a esta familia. Lo mejor para ese joven, que a los 19 años no debe perder tiempo, es reiniciar sus estudios inmediatamente”.

Benigno Acosta A. de Cagua, pregunta: “¿Que me puede decir del mánager Joe McCarthy, fue tan buen manager como dice su historia?”.

Amigo Digno: Por supuesto que sí. McCarthy fue famoso por su facilidad para usar la sicología en el trato suyo con los peloteros. En sus 24 temporadas (1926-1950, no dirigió en 1947), con Cachorros, Yankees y Medias Rojas, ganó 2 mil 125 juegos y perdió mil 333, promedio de 615. Ganó nueve campeonatos y siete Series Mundiales. En seis campañas sus equipos ganaron cien o más juegos. Extraordinario. Fue elevado al Hall de la Fama de Cooperstown, en 1977.

Mario Lares, de Hermosillo, pregunta: “¿Qué futuro le augura a Luis Urías, novato de los Padres de San Diego y originario de Magdalena de Kino, Sonora?”.

Amigo Mayo: Los scouts le han dado a Luis 55 puntos del máximo de 80, ponderando la manera como controla el bate y la disciplina que exhibe frente a los lanzadores. Por las menores ha bateado para 317 y ha recibido más bases por bolas (85) que sus strikeouts (70). A Los Padres les agrada que puede jugar en todas las posiciones del infield, pero les preocupa que no tiene poder al bate ni velocidad en las piernas. Piensan utilizarlo como utility.

Cuando terminaba esta columna me llegó un mensaje con lágrimas, luces del Catatumbo y calor zulianos, informándome que el querido compañero Luther Francis Blackman, de 81 años, había muerto ayer en la madrugada. Lo llamábamos “El Negro que habló con Dios” y era alegre, dicharachero, amante del beisbol y del periodismo, además de tremendo compañero.  Quedó sin vida mientras se recuperaba de una intervención quirúrgica estomacal. Papa Dios debe estar preparando la aparición de un diario deportivo, según la gente que se está llevando últimamente.

 

NOTA.- Puedes leer todo el archivo reciente de “ Juan Vené en la Pelota”, si entras en internet a “el deporte vuelve a unirnos”.

* * *

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

jbeisbol5@aol.com 

twitter:@juanvene5