En la Pelota

Racismo de Gurriel contra Darvish

En el beisbol profesional todo, desde Grandes Ligas, a través de las menores, Ligas Negras, y Ligas de Invierno, el jonronero debía tanto respeto al pitcher que le había servido el lanzamiento, como respeto máximo también debía observar el hombre sobre la lomita para con el bateador que acababa de dejar strikeout.

Si alguien violaba estas reglas no escritas, el precio a pagarse era alto. Tanto al jonronero que se burlaba de un pitcher, como al pitcher burlón por un strikeout, le tiraban rectas por la cabeza en cuanto aparecía en su turno siguiente al bate.

El cubano Yuli Gurriel (Astros) tiene suerte de jugar en Grandes Ligas cuando las cosas ya no son tan estrictas. Sin embargo, su actitud, después de sacarle el jonrón a Yu Darvish (Arrogantes Dodgers) el viernes, ha sido repudiada hasta por sus compañeros de equipo.

Apenas Gurriel llegó al dugout tras trotar por las bases, puso sus dedos de lado y lado a la altura de sien, para elevarse la piel, mientras reía, con la vista puesta el Darvish.

No solo para el japonés, sino para todos en ambos dugouts, eso fue una burla por el cuadrangular, y un asunto racial.

Gurriel está en sus 33 años, por lo que debe saber lo que es el respeto. Es nativo de Sancti Spíritus, Cuba, y visiblemente tremendo mulatón, a quien con seguridad enfurecería si un pitcher, después de ponerlo en tres strikes, lo mirara riendo y frotándose el antebrazo izquierdo con dos o tres dedos de la mano derecha, lo que en Cuba quiere decir, “eres un pobre negro”.

Quizá ignore Gurriel el dicharacho de que en Cuba todos tenemos de carabalí. En toda America Latina, el que no lo tiene de un lado le huele por el otro. Tratar de ser racistas nos queda de un ridículo pronunciado y risible.

El otro cubano de la Serie Mundial, Yasiel Püig (Dodgers), también suele tratar de burlarse, de los lanzadores cuando les conecta jonrones. A menudo suelta el bate en “flip” (dando vueltas en las alturas) y trota como si le doliera el codo izquierdo.

Afortunado par de tontos, porque no jugaron en aquellas décadas.

RETAZOS.- El boricua Kike Hernández (Dodgers), “es uno de esos casos extraños de peloteros que saben cómo batear en muchos sitios de la alineación. Puedo ubicarlo en siete de los nueve puestos, menos cuarto y sexto”, dijo ayer el mánager Dave Roberts… Nota dada a conocer ayer por relaciones públicas de los Astros: “Mientras en el campo de juego, los Astros continúan su marcha en la pos temporada, el pensamiento y las oracioes de la orgnización se mantienen para con la ciudad de Houston y para con tantas víctimas que nos ha dejado el huracán Harvey”. Los Astros han donado más de cinco millones de dólares para auxilios de centenas de millares de personas afectadas.

jbeisbol5@aol.com 

twitter:@juanvene5