En la Pelota

Valenzuela el de antes, Valenzuela el de ahora

  “Para lanzar un boomerang que no se devuelva, hay que soltarlo en una calle de una sola vía”… Yogi Berra.-

 

* * *

 

Una tarde antes de cierto juego en el Estadio Universitario de Caracas, Martín Dihigo, tan alto y corpulento, que era el doble de mi pobre constitución física, quiso golpearme entre insultos a gritos. Alfonso Chico Carrasquel hizo de Conde Bernardote y evitó el crimen.

Dihigo, el mejor pelotero latinoamericano de todos los tiempos, ya retirado, era mánager de los Leones del Caracas, creí que hacía algo indebido, y así lo publiqué. Eso y  su escasa educación, provocaron el conato de agresión.

Que un reportero sea amenazado o golpeado por peloteros o adláteres, no es extraño. Oímos pocas veces freses de gratitud.Pero cuando uno publica una letra que los incomoda, preparan sus inquietudes boxísticas y de lucha libre para una pelea que siempre es unilateral.

Por eso no me extraña el caso estallado entre Fernando Valenzuela y Fernando Ballesteros.

Ballesteros, periodista mexicano, director de Puro Beisbol, es honesto, serio, y eso no le gusta al otro Fernando, el que fue lanzador de apenas siete temporadas con récords positivos frente a 10 negativos.

Publicó Ballesteros, quien es muy caballeroso: “Valenzuela ya no es noticia”…“Como comentarista en radio o televisión de los Dodgers es meramente mercadotecnia. ¿O cree usted que Valenzuela es un gran analista del beisbol?... Yo tampoco”.

Cuando Valenzuela estaba en su triunfal año 1986, aceptó que le hiciera unas fotos desnudo, en la camilla de los trainers, nada pornográfico, nada ordinario, todo fino, artístico.

Pero su novia de entonces (ahora esposa), una maestra yucateca, lo regañó. Y él transmitió todo ese enojo contra mí. Pero otra vez me salvé de la furia de un uniformado, gracias a varios amigos peloteros de los Dodgers.

Valenzuela, muy arrogante siempre, jamás fue cooperador con los periodistas de habla hispana en sus pocos días de buen lanzador. Por eso, no debemos esperar que lo sea ahora. Es un asunto de educación.

RETAZOS

Jake Arrieta (Cachorros) y Dave Price (Blue Jays) van a ser lo más atractivo de la postemporada en cuanto a pitcheo. Y a la defensiva, Yoenis Céspedes (Mets)… Los Cachorros necesitan salir del segunda base Neil Walker, quien va para arbitraje y puede costar unos 47 millones de dólares por cuatro años. El problema es que Neil es nativo de Pittsburgh y uno de los preferidos por los fanáticos. Para la posición tienen en casa a Jordy Mercer, Josh Harrison, Jung-ho Kang y Alenson.* En Corea del Sur está de moda ir el beisbol, y las espectadoras son más que los espectadores, lo que es muy bueno como negocio, porque allá, igual que aquí y más allá, ellas gastan más que ellos…¡Digo yo, ¿no?!

 

* * *

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

jbeisbol5@aol.com 

twitter:@juanvene5