En la Pelota

Razones para no jugar de venezolanos en Venezuela 

“Hay dos fórmulas para no pagar pensión familiar, permanecer soltero o permanecer casado”… Dick Secades.-  

* * *

 

Hoy es día del Correo como todos los miércoles. 

 

Omar Estrada, de Coro, pregunta: “¿Cómo terminó Oscar Azócar en Grandes Ligas en turnos al bate y base por bolas?

Amigo Omo: Azócar estuvo tres años en las Mayores, Yankees en 1990 y Padres 1991 y 92. Recibió 36 bases por bolas en 460 apariciones en el home-plate, 439 turnos legales, 99 hits, cinco jonrones, 36 impulsadas, promedio de 226.

Jorge Figueroa N. de Hermosillo, pregunta: “Los narradores dicen ‘ya presenta la pelota el pitcher’, ¿a qué se refieren?”.

Amigo Yoyo: Al iniciar sus movimientos, con las manos frente al pecho es como si nos dijera que ahí tiene la bola en su poder y que la va a lanzar.

Luis E. Díaz R. de Caracas, pregunta: “¿Qué opina de los bigleaguers venezolanos, que tienen muchas trabas para jugar en nuestra pelota, pero sí participan en el Clásico Mundial? Los fanáticos queremos verlos en Venezuela”.

Amigo Lucho: Es lógico que quieran verlos. Pero Campeonato y Clásico son actividades muy diferentes. El Clásico es organizado por Major League Baseball, de donde sale todo el dinero y el trabajo para desarrollar a los peloteros, desde que los firman, hasta el paso por las Academias y las ligas menores. Cuando surge un bigleaguer entre tantos aspirantes, ese ha costado muchos millones de dólares. Ni un centavo de Venezuela. Además, jugar en el campeonato invernal significa exponerse a lesiones que pueden hasta terminar con la carrera de cualquiera de esos muchachos. No hay ningún motivo para que las organizaciones den permisos, y menos los hay para obligar a los peloteros a jugar allá. 

Alejandro Valenzuela P. de San Luis, Río Colorado, pregunta: “¿Pueden los umpires sacar de un estadio a los aficionados que ofendan o violenten a jugadores y umpires?”.

Amigo Alejo: Por supuesto que sí. Deben garantizar la mejor marcha del juego y del espectáculo. 

Jesús Galaviz, de Hermosillo, pregunta: “¿Qué método utilizan en Grandes Ligas para revisar los bates alterados?”.

Amigo Chucho: Los umpires pueden sospechar por el sonido del choque pelota-bate, o por algo que se vea anormal en la madera, y mandar a revisar con rayos. Pero lo más común es examinarlos cuando se parten.

Ricardo Durán, de Maracaibo, pregunta: “¿Al subir a Grandes Ligas, el pelotero comienza a cobrar el salario mínimo, y si es bajado, cómo le pagan?”.

Amigo Chardo: Al subir cobra el mínimo de las Mayores. Si lo bajan regresa a honorarios de las menores. Pero si tiene contrato arriba, superior al mínimo, tienen que mantener ese sueldo, aún si lo bajan.

 

NOTA.- Puedes leer todo el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota”, si entras en internet a “el deporte vuelve a unirnos”.

* * *

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

jbeisbol5@aol.com 

twitter:@juanvene5