En la Pelota

Emergente por Babe Ruth durante su gran año 1927

“Aquel que llamó esto ‘desnudo’ no tiene el menor sentido de la anatomía. Hay muchas palabras más bellas, más apropiadas”... La Pimpi.-

* * *

 

Como cada miércoles, hoy es Día del Correo. Por favor, manden nombre, apellido y lugar desde donde escriben. Muchas gracias.

 

Manuel de D. Jiménez, W. de Villahermosa, pregunta: “¿Es cierto lo que me dice un compañero de estudios, que Babe Ruth, durante uno de sus más notables años ofensivos, 1927, fue sustituido por un emergente al bate?”.

Amigo Manolo: El 12 de abril de 1927, fue la tarde de inauguración de la campaña en Yankee Stadium, con los Atléticos, entonces de Philadelphia, de visita. En el cierre del sexto inning, Ruth le dijo al mánager Miller Huggins: “Me siento mal, tengo fiebre”. Huggins lo comprobó tocándole la cara, por lo que ordenó a Ben Paschal ir a batear por él. Parschal conectó sencillo, y los Yankees ganaron 8-3. Esa fue la temporada cuando *El Babe sacó 60 jonrones, y bateó para 356 con 165 carreras impulsadas.   

Víctor M. Rascón V. de Caborca, pregunta: “¿Hay narradores y comentaristas radiales y de televisión en el Hall de la Fama de Cooperstown?”.

Amigo Victoriano: Sí, pero son elegidos por los propietarios de equipos y están en un ala aparte llamada Ford C. Frick Award.

Daniel Arvelo, de Caracas, dice: “Hace un tiempo le escribí preguntándole que opinaba sobre un eventual encuentro entre estrellas latinas y estrellas del resto del mundo. Usted muy respetuosamente pero a su  vez de manera muy escueta me respondió aludiendo que en 1965 se celebro un juego entre estrellas latinas contra puras estrellas norteamericanas (USA) el cual resultó un fracaso económico. Ahora bien, me sorprende mucho su respuesta, considerando que, en mi humilde opinión, lo considero a usted junto al dominicano Ernesto Jerez las personas que más saben de beisbol en este pueblecito llamado mundo, el hecho que usted, que es un acérrimo defensor del juego por encima del negocio que este representa, considere únicamente la parte económica. Y por otro lado no creo que no considere el hecho de que en 1965 el beisbol era un deporte polarizado, Latinoamérica y USA, y hoy en día cuando vemos jugadores de zonas tan remotas como lo es Australia o de países donde el beisbol es visto como un raro deporte así como sucede en Brasil. Esto a clara vista nos dice que el beisbol hoy día es un deporte globalizado con millones de seguidores en todo el mundo. Y para prueba tenemos la cantidad de jugadores foráneos que hoy día son estrellas rutilantes en el mejor beisbol del mundo. Entonces dígame usted, con su amplio criterio, si no considera que un eventual juego entre estrellas latinas contra estrellas del resto del mundo, sería o no un evento por demás interesante y por la tanto un buen  negocio”.

* * *

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

jbeisbol5@aol.com 

twitter:@juanvene5