En la Pelota

Carta abierta a un teniente que ya debería ser general

“Papa Dios perdió el tiempo cuando dijo ‘Paz en la tierra’, a menos que se refiriera a otra tierra”… Joseph McKadew.-

 

-o-o-o-o-o-

 

Teniente Alonso Pérez.

Dónde quiera que esté.

 

Como usted es un árbol caído, no voy a tratar de hacerlo leña. Todo lo contrario, aparezco para defenderlo.

Por ejemplo, me mortifica que todo el mundo del beisbol de México celebre, hasta con Herradura Reposado, que finalmente lo hayan puesto en la calle, después de 30 años como presidente de la Federación de Beisbol.

Esta gente es muy malagradecida, porque usted sacrificó tres décadas en ese cargo por puro amor al beisbol y a su gente. En tan laaaaaargo tiempo usted pudo llegar a general de división, pero renunció a tantas estrellas y a los honorarios mucho más altos que los de teniente, solo por servir al deporte.

Porque fue muy honesto. Jamás le pidió dinero a una marca de pelota para hacerla oficial de la Federación, jamás recibió pagos por la compra de otros útiles de juego, jamás se quedó con dineros de competencias internacionales, como el Clásico, Series Mundiales de Beisbol Aficionado y anexas; se opuso a viajar en primera clase y a ocupar habitaciones de gran turismo, y siempre rindió cuentas muy claras después de cada viaje.

Ha sido usted un ejemplo de pulcritud y sacrificio, porque vivir durante 30 años con el sueldo de un teniente es aceptar permanecer en la miseria.

Manejó las asociaciones afiliadas a la Federación con tanta honradez, que aceptó la elección de los presidentes, aún cuando no fueran de su agrado, por el puro amor a la democracia, y siempre presentó sus libros de cuentas con absoluta claridad.

Pero El Señor dijo: “Bienaventurados los justos que sufren, porque de ellos será el Reino de los Cielos”.

Usted tiene ganado un buen pedazo de cielo al lado de papá Dios, por lo mucho que se sacrificó en esos 30 años a favor del beisbol, por su honestidad y por jamás creerse todopoderoso, ya que todopoderoso solo El Señor.

Quedo cuadrado y a sus órdenes, mi teniente.

 

Abrazos, Juan Vené.

 

RETAZOS.Algunos analistas consideran que la mala racha de los Cachorros, ya con más de un siglo sin ganar una Serie Mundial, se debe a que jugaban solo por las tardes. Pero bueno, hace más de 27 años, desde el ocho de agosto de 1988, se han jugado ahí en horas de la tarde más de la mitad de los juegos de cada año, entre 43 y 46.  Piratas, hasta ayer tarde, 97-64, y Cachorros, 96-65, segundos y terceros, en la Nacional del centro, serían líderes en las otras cinco divisiones. En la Nacional del este, primeros eran los Mets, 89-72, y en el oeste los Dodgers, 91-70. En la Americana, iban punteando en el este los Blue Jays, 93-68; centro, Royals, 94-67, y oeste, Rangers, 87-74. El problema en Pittsburgh y Chicago es que los Cardenales iban con 100-60.

 

-o-o-o-

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5