En la Pelota

Carta abierta para Ken Griffey, a quien conocí siendo un niño

“Una infancia venturosa es uno de los mejores regalos que los padres podemos hacer a los hijos”… Mary Cholmondeley.

 

* * *

 

Sr. Ken Griffey hijo.

Seattle.

Amigo Kenny: A los 45 años, ya casi 46, estarás de lo más ocupado con tus nuevas obligaciones en la organización de los Marineros, y dentro de poco aumentarán tus actividades porque has de prepararte a subir al Salón de la Fama de Cooperstown.

Me emociona profundamente tu carrera de 22 años como big leaguer, y esta cima hacia la inmortalidad. Viví bajo intensidad tus éxitos, igual que sufrí tus numerosas lesiones.

Honestamente, creo que el total de tus jonrones hubiera estado por los 765 a 770 de no haber sido por tantos accidentes. Pero de todas maneras, 630 cuadrangulares es un número muy respetable, eres sexto en la historia, solamente tras de Barry Bonds (762), Hank Aaron (755), Babe Ruth (714), Alex Rodríguez (687) y Willie Mays (660).

No escribiré de tus admirables números, porque no tengo tanto espacio como para eso. Mejor recuerdo cuando te conocí en 1975. Era una tarde, cuando había juego nocturno en Riverfront Stadium, yo caminaba por el túnel del dugout al club house de los Rojos, y tú, como una bala, corrías muy sonriente, feliz, del club house al dugout. Estuviste cerca de chocar conmigo.

Más tarde le pregunté a David Concepción quién era ese carricito tan gracioso, y me respondió: “Es el hijito de Griffey”.

De aquello pasaron ya 49 años. Pero bueno, si el sábado de esta semana, el 21, celebrarás tus 46: ¡Felicidades! Mis mejores deseos y que no te lesiones más nunca.

En cuanto a Cooperstown, he hablado con más de 20 de los compañeros electores y, si las encuestas quieren decir algo serio, pues vas rumbo al nicho de la pequeña villa. Todos ellos me han asegurado que votarán por ti.

Espero logres una votación muy alta. Y cuando te estén elevando en julio, recordaré cómo corrías de veloz por aquel túnel, cuando estuviste cerca de chocar conmigo.

 

Saludos a tu caballeroso papá. Abrazos.

 Juan Vené.

 

2340,RETAZOS

Ken Griffey hijo anunció su retiro del beisbol, a comienzos de la temporada de 2010, cuando ya le era muy difícil batear. Y se publicó en Seattle que se quedaba dormido en el dugout, porque no era alineado como regular. Bueeeeno, va a ser uno más en Cooperstown que dormía en el douout. También Walter Alston, Tom (Bocazas) LaSorda y Joe Torre.  Además de sus notables logros a la ofensiva, Griffey es cuarto entre los center fielders en juegos jugados, sexto en outs realizados y décimo segundo en asistencias. Griffey, quien es graduado universitario en administración de negocios,  acumuló en su carrera honorarios por 151 millones 703 mil 682 dólares, más 28 millones 331 mil por souvenirs y anuncios publicitarios.

 

* * *  

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

jbeisbol5@aol.com 

twitter:@juanvene5