En la Pelota

Carta para Lou Gehrig, hoy, a los 77 años del inolvidable discurso

“Muchos opinan que el sitio ideal para la mujer es la cocina… Esos no han probado lo que cocina mi esposa”… Joey Adams.

* * *

Sr. Lou Gehrig: Ante 61 mil 808 llorosos espectadores en Yankee Stadium, antes del juego en la tarde del 4 de julio de 1939, moribundo, pero dichoso, pronunciaste palabras que durante estos 77 años han emocionado a millones de seguidores del beisbol.

 “Fanáticos: Durante dos semanas han leído acerca de mis dolencias. Pero hoy me considero la persona más afortunada sobre la faz de la tierra”.

 Frases que se han transmitido de padres a hijos, de periodistas a lectores, de narradores y comentaristas a oyentes y televidentes. Pero, ¿por qué te sentías tan premiado por la vida?

 “He estado en los estadios durante 16 años y solamente he recibido bondades y estímulos de ustedes, amigos fanáticos. ¿No consideran un gran honor haber convivido con estas personas?”.

Y mencionaste entonces a Jake Rupert, fundador del imperio de los Yankees; los mánagers Miller Huggins y Joe McCarthy, tu compañero de habitación, Bill Dickey, y resaltaste el gesto de los Gigantes, de los periodistas, los grounds keepers, los oficinistas y los big leaguers retirados, por haberte enviado presentes. “Eso significa mucho”.

 Hablaste con lágrimas por las mejillas, acerca de la gratitud para con tu suegra, tu esposa, tus padres. “Eso es una bendición”.

 “Atravieso por días muy difíciles, pero tengo muchos motivos para querer vivir”.

 La amyotrophic lateral esclorosis destruyó todo tu organismo sin derecho a combate. Mal incurable. Moriste en menos de dos años, el 2 de junio de 1941. Hoy día, unas 30 mil personas sufren del mal en Estados Unidos.

Fuiste una tremenda lección de fuerza de voluntad, de espíritu de lucha, de buena gente. Un ejemplo para siempre. Estés donde estés, que las bondades y las justicias de esos sitios te hayan premiado como quiso haberte premiado todo el beisbol, hasta Everett Scott, el hombre a quien en 1934 le superaste el récord de mil 307 juegos consecutivos, para elevarlo a dos mil 130.    

 Siento no haberte conocido… Juan Vené.

 

RETAZOS

Lo dicho por el dominicano Juan Uribe (Indios), cuando en tercera base la pelota de un roletazo le golpeó los testículos, causándole seria lesión: “No uso copa (protector) porque los trainers no tienen mi talla”. Espero que solo sea un chiste. El outfielder Jackie Bradley, hijo, ya es considerado en todo el mundo del beisbol como lo mejor en el roster de los Medias Rojas. Y además, por toda esta temporada apenas le pagan 546 mil 500 dólares. Sus antecedentes desde la pelota en high school y Universidad, dicen que tiene calidad de superestrella. Pero en sus tres experiencias anteriores en Grandes Ligas no logró nada bueno. Ahora batea alrededor de los 300, y va para más de 100 impulsadas y más de 30 home runs.

* * *

 Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

jbeisbol5@aol.com 

twitter:@juanvene5